Obras de restauración en una de las rampas del Castillo de Monzón

La empresa “Cor Español” está ejecutando las obras de la segunda fase de restauración de la rampa del castillo, entre la puerta de la cárcel y el aljibe situado junto a las caballerizas y el segundo cuerpo de guardia. El presupuesto es de 28.500 euros y los trabajos concluirán a mediados de octubre. En otoño pasado, esta misma empresa se encargó de la primera fase (la zona de la puerta de entrada a la Plaza de Armas), con un gasto de 19.200 euros.

Los trabajos consisten en la reposición de las hiladas de sillares trasversales que sujetan el empedrado “cada tres pasos” y de los cantos sueltos (en puntos concretos se dibujan rosetones), y la sujeción del conjunto con una capa de tierra y otra de cal y arena. También se va a configurar una canal junto al muro pequeño para conducir el agua de lluvia, y a recuperar la que desemboca en el aljibe de 95 metros cúbicos de capacidad y 8 metros de profundidad, canal cegada décadas atrás.

Algunas hiladas de sillares están formadas por viejos bloques que todavía conservan su forma primitiva, y otras por elementos de nueva factura. Los sillares recientes serán tintados para que resalten menos y, según los técnicos de la empresa, en poco tiempo tomarán el color del entorno por los efectos de la intemperie y el tránsito de visitantes.

La restauración del empedrado de toda la rampa forma parte de la serie de actuaciones promovidas en este mandado por el Ayuntamiento para mejorar la imagen del castillo y multiplicar su proyección turística. En este sentido, cabe citar el acondicionamiento del Centro de interpretación del Temple en la iglesia de San Nicolás, la instalación de paneles informativos junto a los edificios principales y la provisión de audioguías (con la colaboración de la DPH), y las obras de reparación de los muretes de la Plaza de Armas y de varios paños de ladrillería, éstas a cargo de Patrimonio del Estado.

Comentarios