El Cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo elogia la labor de los Hermanos de la Cruz blanca en sus 30 años de história

El Cardenal Arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo ha visitado la ciudad de Huesca, con motivo de los 30 años de los Hermanos de la Cruz Blanca oscense y la presentación de su libro. El Cardenal, Amigo Vallejo ha acompañado a los hermanos en este día tan significativo, puesto que siendo Obispo de Tanger, fue el primero en acoger y aprobar el Instituto de los Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca.

El libro recoge toda la labor que vienen desarrollando los hermanos de la Cruz Blanca desde hace 30 años. Además también se ha interesado por el inicio e las obras de la nueva casa que están llevando a cabo los hermanos. Monseñor, Amigo Vallejo ha dado las gracias a los hermanos por la labor de estos 30 años y ha elogiado los excelentes números obtenidos, hasta el momento. También se ha referido a la enorme labor cristicana, humana y social que realizan los hermanos.

Monseñor Amigo también se ha hecho referencia al tema de los bienes que reclama la diócesis Barbastro-Monzón. De ellos ha dicho que conoce perfectamente el tema pero que no lo ve oportuno el emitir opinión alguna. Aunque ha asegurado que todo tiene solución.

En lo que se refiere al sistema de financiación de la Iglesia, Monseñor Amigo Vallejo lo ha calificado como "una liberación para la Iglesia", puesto que así se eluden las acusaciones de trato de favor, que viene soportando el clero desde hace mucho tiempo. También ha destacado que la principal fuente de sustento de la Iglesia son las donaciones de los fieles. Aunque asegura que nadie tiene porque alarmarse porque parte de los impuestos obligatorios de los ciudadanos vayan destinado al clero, puesto que se trata de "bienes comunes". Monseñor Amigo Vallejo ha felicitado que se haya llegado a este acuerdo que considera importante desde el punto de vista de la organización de la Iglesia.

Pese a ello a querido dejar muy claro que la credibilidad de la Iglesia no está en la financiación sino en sus fieles, y por consiguiente "el amor no se financia".

Al final de su itnervención ha querido destacar la gran labor que lleva a cabo el papa Benedicto XVI, con el mundo musulman. Dice de él que destaca por su "calidad y nobleza de ánimo". Además ha querido dejar muy claro que no hay confrontación alguna entre las religiones, sinó que solo hay algun grupo aislado de radicales, que por su puesto no van a conseguir, la voluntad papal de estar al lado de los creyentes.

Comentarios