Llega la 20º edición de la Feria de Teatro y Danza que quiere reconquistar al público oscense

Huesca levanta de nuevo el telón desde este lunes. LLega una de las citas más importantes del otoño cultural en Huesca; es la Feria Internacional de Teatro y Danza que este año cumple 20 años y que se celebra desde este lunes en la capital oscense y hasta el próximo viernes día 6 de octubre. En esta edición, la Feria estrena nueva dirección a cargo de Jesús Arbués que se ha impuesto un reto: conseguir que el público responda y no queden butacas libres en los principales espectáculos.

Jesús Arbués se muestra ilusionado con la celebración de esta vigésima edición de la Feria que dirige por primera vez, después de participar en ella con su compañía durante muchos años.

Este año la Feria ya ha cerrado el cupo días antes de comenzar. La semana pasada se tuvo que cerrar el plazo de inscripciones porque se llegaba al tope que está en los 350 participantes. Este año rondarán los 400 inscritos. Arbués recuerda que no pueden ser más ya que existen limitaciones de espacio en los teatros y de alojamiento en la ciudad.

El presupuesto de la Feria es este año de más de 300.000 euros y traerá hasta Huesca un total de 28 compañías con 29 espectáculos. Se ha reducido el número de actuaciones ya que otros años ni los propios programadores conseguían acudir a todas las obras que en ocasiones incluso se solapaban. Por ello, este año se ofrecen menos espectáculos pero de más calidad para que el público oscense responda y llene las butacas.

Para ello, en esta 20º edición se han variado algunos escenarios. Los espectáculos principales, los de la tarde-noche a los que más suelen acudir los oscenses, se han programado en dos espacios muy céntricos: el cine Avenida y el pabellón del IES Ramón y Cajal para garantizar la afluencia de público. Y es que desde la dirección de la Feria se quiere explotar las dimensiones de una ciudad como Huesca, donde no hay grandes distancias.

La participación internacional está de nuevo garantizada en la Feria con compañías que provienen de países como Francia, Colombia, Hungría, Venezuela o Brasil.

La organización espera que este año de nuevo acuda un buen número de programadores que ven en la Feria de Teatro y Danza de Huesca, la segunda más antigua e importante del país, una buena oportunidad para ojear y contratar espectáculos.

La danza sigue siendo un componente muy importante de esta Feria pues en esta edición supone un 40% del total de los espectáculos programados.

Comentarios