Lunes de asambleas en torno a la regulación del Gállego

2005042121 gállego.JPG

Riegos del Alto Aragón celebra asamblea este lunes en Huesca, lo mismo que los colectivos que se oponen al embalse de Biscarrués. En este segundo caso será en Ayerbe. Dos asambleas sobre la regulación del río Gállego que llegan tras la decisión del pasado viernes de modificar el proyecto actual de embalse; determinación que se tomaba en el encuentro mantenido entre el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Luis Alonso, y el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné.

La asamblea de Riegos del Alto Aragón tendrá lugar al mediodía y, en principio, se ratificará el acuerdo adoptado en junta de gobierno (se decidió sólo aceptar un modificado del proyecto inicial, no acudir a un nuevo proyecto). El presidente de Riegos, César Trillo, espera que en los próximos meses se trabaje “rápido, bien y seguro”. Desea que se vayan dando pasos firmes hacia la dotación de reservas hídricas para el sistema de Riegos del Alto Aragón, independientemente de que las obras comiencen en enero, febrero o marzo.

Ayerbe acogerá una reunión de los afectados por la regulación del río Gállego: vecinos, ayuntamientos y empresarios. Allí se acordarán las acciones que se van a realizar. La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos denuncia que “el consejero Boné ha incumplido los acuerdos de la Comisión del Agua y ha presionado logrando que se cambie la decisión ministerial”. Añade que “con su chantaje final al Ministerio culminaba una semana de continuas mentiras en las que falseaba el acuerdo de la Comisión del Agua”. Esta Coordinadora argumenta que “en el texto oficial no se recogía ningún acuerdo sobre la regulación del Gállego, enviándose las tres opciones para la decisión ministerial (incluida la no construcción de un embalse)”. Se habla de actitud “dictatorial” del consejero.

Comentarios