El Teucro fue superior al Forcusa Huesca (26-28)

A pesar de que la diferencia fue de dos goles en el marcador final, el triunfo de los gallegos fue claro y pudo ser más amplio. Una reacción final de los de Sergio Bebhesko les permitió maquillar el resultado tras una segunda mitad floja de los oscenses que sufren su primera derrota en casa en esta temporada.

Tal vez la ansiedad de ganar en el Palacio de los Deportes y que enfrente había un buen equipo, liderado por su portero Boziip y el jugador Rafa Da Silva, fueron las claves del triunfo visitante y de la derrota local.

El partido comenzó con las fuerzas igualadas, si bien ya de entrada se vio que no sería fácil doblegar a un Teucro que tiene una combinación de experiencia y juventud que le está dando resultado este año en su objetivo de luchar por el ascenso. Los gallegos fueron siempre por delante en el marcador en el primer tiempo, aunque las diferencias no superaron en ningún momento los tres goles. Un último empujón de los de Bebhesko les permitió empatar el partido al descanso 13-13.

La segunda mitad comenzó mal y Teucro tomó la delantera de nuevo y es aquí donde la situación ya se veía más comprometida puesto que a los oscenses no les salía nada en ataque y la defensa hacía aguas por todos lados. Además se topó con el portero Bozip que detuvo todo lo que le llegó con casi 30 paradas en todo el encuentro.

La diferencia se disparó y ya era tarde. La reacción de los últimos cinco minutos fue insuficiente y tardía puesto que el partido estaba resuelto y se acabó con el resultado de 26-28.

Una lástima porque de dos partidos en casa el Forcusa solamente ha sumado un punto y esto supone un freno a las aspiraciones y sobre todo cierta desilusión a una afición que espera mucho más del equipo. Todavía es pronto y hay que dar ese margen de confianza al BM Huesca.

Comentarios