Se mantiene la producción aragonesa de cereal de invierno

Se ha reunido la Mesa de Seguimiento de Producciones Agrarias. Representantes del Gobierno de Aragón han informado sobre los distintos cultivos. Destaca que la producción de cereal de invierno de la campaña 2005-2006 se mantenía prácticamente en la media de los últimos seis años. Las producciones de cebada y de trigo se estimaban en 1,5 millones de toneladas. De éstas, el 66 por ciento procede del secano y el 34 por ciento del regadío. En el regadío se producía un incremento en la superficie cultivada, en detrimento de las superficies de maíz y girasol, ajuste realizado por los agricultores para adecuarse a unas menores disponibilidades de riego en esta campaña.

El secretario general técnico del Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, José Antonio Guzmán, presidía la Mesa de Seguimiento de Producciones Agrarias, en las que estaban también presentes el director general de Producción Agraria, Ramón Iglesias, el Jefe del Servicio de Modernización de Explotaciones, los representantes de las organizaciones agrarias UAGA, ASAJA, ARAGA y UPA, responsables de la Federación Aragonesa de Cooperativas Agrarias (FACA), del MAPA y de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

 

Esta reunión tiene como objetivo analizar con los miembros de la Mesa los datos de producción agrícola de la presente campaña, en donde preocupaba especialmente los resultados obtenidos en la cosecha de cereal de invierno, ya que las elevadas temperaturas y las escasas precipitaciones podían afectar al cultivo.

 

Sin embargo, las producciones de cereal de invierno se han estimado en 1.555.142 tm., cifra muy próxima a la media de los últimos seis años. De éstas, el 66% de la producción obtenida procede del secano y el 34% al regadío.

 

En el secano, la cosecha de 1.034.325 Tm. supone una reducción del 15% sobre la media, debido a la disminución de la superficie cultivada (31.700 has.) y los menores rendimientos unitarios en algunas comarcas de las provincias de Teruel y Zaragoza.

 

En el regadío, sin embargo, se ha producido un incremento en la superficie cultiva (30.000 has.) en detrimento de las superficies de maíz y girasol, ajuste realizado por los agricultores para adecuarse a unas menores disponibilidades de riego en esta campaña. Este aumento de superficie, unido a la mejora de rendimiento, ha elevado la producción a 520.820 Tm, una 52% superior a la media.

 

También se han aportado las previsiones de producción en cultivos herbáceos de verano. Entre ellos cabe destacar el maíz, que en 2006 ha disminuido su superficie en unas 33.000 hectáreas, en relación a la media de los seis últimos años. A pesar de esta reducción de hectáreas se espera que sus rendimientos no sufran variaciones respecto a un año normal.

 

El arroz también ha disminuido su superficie sembrada en casi 2.000 hectáreas, pero los rendimientos unitarios esperados son superiores a la media de los últimos seis años.

 

Por último, la alfalfa mantiene la superficie cultivada en regadío (88.000 has.) y se espera un ligero incremento en su producción.

 

En cuanto a los cultivos leñosos, los resultados indican que las producciones de olivo serán un 30-35% inferiores a una cosecha normal, debido a las heladas de diciembre y la sequía, mientras que en la vid la producción de uva esperada es de un 12% superior a la del año pasado y en la almendra de cáscara aumentará un 21%.

 

Finalmente respecto a la producción de la fruta dulce, la cereza y el albaricoque mantienen su producción, mientras que la manzana y la pera experimentan una reducción entre un 15 y un 20%, y la del melocotón, la nectarina y la ciruela bajará en un porcentaje del 11 al 15%, porcentajes referidos a una campaña excepcional como fue la de 2005. Sin embargo, esta reducción en la producción se ha visto compensada por un nivel de precios más altos en la presente campaña.

 

Así mismo, en la reunión se ha informado al sector sobre el estado de la tramitación de las ayudas directas de la PAC en este año, la previsión del pago de las mismas y de las gestiones que está realizando el Departamento de Agricultura y Alimentación con el MAPA respecto a los resultados del seguro de sequía en pastos en esta campaña en nuestra Comunidad y a una posible reducción de módulos en aquellas zonas o producciones más afectadas por la sequía.

Comentarios