Hacienda no reducirá sus servicios en Monzón

Hacienda Monzón

La Resolución de 21 de marzo de 2006 de la Presidencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria estableció el ámbito territorial de las Administraciones “para adecuar la estructura a la realidad socioeconómica y los recursos de la Agencia”. Conocida esta noticia, el pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción dirigida al Ministerio de Economía en la que mostraba su disconformidad ante una posible pérdida de categoría de la Administración de Monzón.

También las Cortes de Aragón aprobaron una Proposición no de Ley, por iniciativa del grupo de Chunta Aragonesista, que reclama a la Administración central “el mantenimiento de los servicios de las Administraciones de Monzón, Alcañiz, Calatayud, Ejea y Arrabal”. Por otro lado, la Alcaldía de Monzón realizó diversas consultas, y los diputados altoaragoneses José María Becana y María Teresa Villagrasa se interesaron por el asunto en el Congreso realizando un pregunta al Gobierno. La respuesta recibida se resume en dos puntos:

En el futuro, las Administraciones de la Agencia Tributaria serán de tres tipos: de control especializado, para las funciones más complejas de control de actividades económicas y gestión recaudatoria; de control general, para funciones de control de rentas de trabajo y de los contribuyentes que tributan en el régimen de módulos; y de servicios de información y asistencia, que recibirán declaraciones, recursos y escritos del contribuyente.

La Administración de Monzón no está incluida en el tercer tipo, por lo que seguirá realizando básicamente las mismas funciones que en la actualidad, “sin perjuicio de que, a medio plazo, algunos procedimientos de control de mayor complejidad se concentren en la Delegación de Huesca”.

Desde hace años ninguna Administración de la Agencia dispone de órganos de inspección ni presta determinados servicios (por ejemplo, atención a los exportadores y a los no residentes). En la actualidad los usuarios adscritos a la Administración de Hacienda de Monzón ya vienen realizando los procedimientos de control de mayor complejidad en la capital de la provincia, por lo que ningún ciudadano se verá afectado por los cambios futuros en relación con la situación actual. La contestación del Gobierno también indica que la reorganización se implantará de forma gradual y durante un periodo dilatado, y que el movimiento del personal se llevará a cabo mediante traslados voluntarios y respetando siempre las retribuciones y la condiciones laborales.

Comentarios