Muret y Monzón reeditan su hermanamiento el fin de semana

A las siete y media de la tarde de este viernes ha sido recibida en el Ayuntamiento de Monzón la delegación muretana que participa en una nueva edición del hermanamiento entre la localidad francesa y Monzón. Los muretanos encabezados por el edil delegado del “jumelage”, Jean Claude Roufast han sido recibidos por parte de la corporación municipal. Gabriel Albás, concejal responsable del hermanamiento, que ha disculpado al alcalde Fernando Heras, ha destacado del hermanamiento la “rica historia compartida” entre las dos localidades.

El hermanamiento entre Monzón y Muret cumple 41 años. Los montisonenses visitan a los franceses en junio, y éstos devuelven en octubre la visita. En esta ocasión, entre la delegación francesa, compuesta por unas cincuenta personas, han llegado varios jugadores de un equipo de baloncesto juvenil. El alcalde Alain Barrés se incorpora este sábado a un hermanamiento que, como ha señalado Roufast, están encantados de repetir.

En el acto de bienvenida el Ayuntamiento de Monzón ha hecho entrega a los franceses de unos pendientes y un broche de un traje de baturra. Los muretanos han regalado al Ayuntamiento una figura de bronce del gallo, que representa al país galo.

Tras la recepción oficial ha sido la cena en Restaurante Piscis. El sábado realizan una excursión a Fonz, la comida será en el restaurante Subenuix de la presa de Barasona y está prevista la visita a la masía restaurada Mas de Puybert, próxima a Benabarre. La delegación asistirá al concierto del Dúo Tcahikosvsky en el Auditorio San Francisco y acudirá a la cena y entrega de premios deportivos en el hotel Vianetto. La mañana del domingo será libre, para dedicarla a visitar el castillo o la catedral. La comida previa a la despedida, será en restaurante Canela.

Comentarios