Laguarta una fiesta de “luz eléctrica en sus casas”

Los habitantes de Laguarta, en la Guarguera, cuentan con electricidad procedente de la red de distribución que alimenta a la comarca del Alto Gállego. Hasta ahora los once vecinos empadroandos en este núcleo, "sólo podían acceder a este servicio a través de un pequeño alternador, movido por una turbina hidráulica que proporcionaba suministro cuatro horas al día, y con escasísima potencia” tal y como comentaba el alcalde pedáneo, Miguel Allué, que junto a tres familias residen durante todo el año.

En el mes julio finalizaron los trabajos de electrificación y este sábado el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, el presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela, el presidente del Consejo Consultivo de ERZ -Endesa, Amado Franco y el alcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias inauguraban la electrificación de Laguarta. En un acto que contaba con la presencia de los habitantes de este núcleo de población pertenenciente al municipio serrablés.

Marcelino Iglesias destacaba que “se ha conseguido que en este periodo de crecimiento que tiene Aragón, valles que habían quedado ignorados, también se les tenga en cuentan, con las infraestructuras necesarias para sus habitantes, como los de las grandes urbes”.

Por su parte Amado Franco, de ERZ-ENDESA, reconocía que “es una gran satisfacción el atender una demanda, como es la electricidad, para una población pequeña, aunque en el siglo XXI , produce sonrojo”.

El presidente de la Diputación de Huesca, Antonio Cosculluela recordaba que “para la corporación provincial se trata de una nueva actuación que se enmarca en la labor desarrollada para llevar los servicios básicos al medio rural e intentar que los habitantes permanezcan en sus lugares de origen. En los últimos cuatro años ha invertido más de 1.200.000 euros en la electrificación de distintas poblaciones del mundo rural”.

En estos momentos queda pendiente por llevar el tendido eléctrico a los pueblos de esta zona del municipio de Sabiñánigo de Bentué de Nocito, Used, Bara y Cerésola.

El alcalde serrablés, Carlos Iglesias, precisaba que “ ha sido un trabajo largo por los pasos que se requieren, pero se ha contado con el empeño de sus vecinos y la decidida colaboración de las instituciones que han intervenido”. Iglesias ha recogido ya las reivindicaciones de los vecinos “ de urbanización de las calles y la instalación del alumbrado público”.

Con relación al proyecto de electrificación, se llevo a cabo mediante un convenio que fue cofinanciado a tres bandas, aportando 60.000 euros la DGA y el Ministerio de Industria, 97.000 euros la Diputación Provincial y 37.000 euros el Ayuntamiento de Sabiñánigo. Además también se ha procedido a la electrificación de Cañardo, otro pequeño núcleo ubicado en la zona de la Guarguera. El coste final del mismo ha sido de 244.000 euros, esperando que se cubra ese desfase 50.000 euros entre las partes implicadas.

Este elevado presupuesto de los trabajos se debe en parte al cumplimiento de la normativa medioambiental que prescribe que en el caso de la colocación de las pilonas se debe hacer con la ayuda de un helicóptero, lo que ha encarecido notablemente las obras.

Desde el punto de vista técnico, los trabajos se han materializado en la construcción de una línea de media tensión, de 4,5 kilómetros de longitud, que une Gillué con el centro de transformación de Laguarta, desde donde deriva la red de baja tensión que suministra electricidad a los vecinos de la localidad.

Para el óptimo desarrollo de estas infraestructuras fue necesario reforzar la línea de media tensión Espín-Gillué, cuyo trazado discurre por los términos municipales de Yebra de Basa y Sabiñánigo.

El Ayuntamiento de Sabiñánigo y Erz Endesa avanzaron hace unos meses el plan de inversiones previsto en infraestructuras eléctricas de distribución en la localidad altoaragonesa y en varios núcleos de su entorno, por un valor total de más de 1.200.000 euros.

En el año 2004 se redactó el proyecto de electrificación de Laguarta. Tras una serie de addendas al proyecto inicial, y tras la obtención de las autorizaciones de paso por parte de los propietarios de terrenos y las correspondientes autorizaciones ambientales, las obras comenzaron en febrero de 2006, siendo la electrificación de Laguarta una realidad desde julio de 2006.

El pueblo de Laguarta perteneciente actualmente al Ayuntamiento de Sabiñánigo desde el año 1972 cuenta en la actualidad con 11 vecinos empadronados y se encuentra situado en el Prepirineo oscense en la zona conocida como “La Guarguera” al pie de la sierra de Galardón, cerca del nacimiento del río Guarda, a 1.154 m. de altitud, y en un paraje de indudable belleza y rodeado de pinos. Es el único núcleo de población de todo el valle que es atravesado por la carretera.

Laguarta tiene un rico pasado histórico, en la que destaca el linaje de los Villacampa y dentro de ellos D. Pedro Villacampa que llegó a ser Capitán General en Madrid, Capitán General de Cataluña en 1833, Gobernador Militar y político en Menorca, en 1834 y Capitán General de Baleares en 1839 y Presidente del Tribunal Supremo de Guerra y Marina en 1854.

De entre su arquitectura destaca la Casa Señorial de los Villacampa del siglo .XV, siendo destacables las inscripciones y los escudos presentes en la fachada que dan muestra de su pasado esplendoroso. Actualmente el edificio es propiedad del Ayuntamiento y se encuentra parcialmente rehabilitado, habiéndose explotado durante un tiempo como Albergue Turístico.

Laguarta contaba con 110 habitantes a principios del siglo .XX sufriendo después un rápido proceso de despoblación que llevó a la desaparición del municipio de Laguarta en 1972, y al total abandono durante la década de los 70. Actualmente cuatro son las casas que están abiertas de forma permanente.

Comentarios