El agua vuelve a ser potable en la Escuela Politécnica de Huesca

2005111313 politécnica.jpg

Los análisis realizados en las últimas horas demuestran que el agua que llega a través de la red de abastecimiento a las instalaciones de la Escuela Politécnica Superior de Huesca vuelve a ser potable. Las últimas muestras tomadas indican que esa agua vuelve a situarse en los valores normales de cloración para poder ser apta para el consumo humano.

Recordamos que días atrás, la Escuela tuvo que prohibir el consumo del agua que le llegaba de la red de abastecimiento porque presentaba un índice de cloración más bajo de lo normal, hasta el punro de llegar a ser de cloro cero, y por tanto, no potable.

El Ayuntamiento se comprometía al comienzo de esta semana a correr a cargo de la limpieza y mantenimiento de un segundo depósito de cloración que garantice la potabilidad del agua del centro.

 

El Ayuntamiento de Huesca recuerda que, aunque los dos centros recibían el suministro de agua de la red general de la ciudad, disponían de un segundo depósito con sistema de cloración que fue clausurado por las autoridades educativas, ya que debía limpiarse. Fue en ese momento cuando se detectó el problema en la potabilidad del agua y que llevó a prohibir su consumo.

Los concejales Luis Felipe y Carmen Cáceres, acompañados de técnicos municipales, se reunían con los directores del IES Pirámide y de la Politécnica, así como con los responsables provinciales de Educación y de Salud. En dicho encuentro se llegaba a un acuerdo por el cual el Ayuntamiento se responsabiliza de la limpieza y mantenimiento del segundo depósito de cloración, que permite reanudar su puesta en marcha con la consiguiente tranquilidad para el consumo de agua en dichos centros educativos.

Recordemos que en los últimos días la Escuela Superior Politécnica había optado por colgar en los baños y fuentes del centro carteles prohibiendo la ingesta de agua, un extremo que puso en alerta a todo el alumnado.

Comentarios