Castillonroy pone en marcha el programa “De abuelos a nietos” para fomentar las relaciones intergeneracionales

Castillonroy

El Ayuntamiento de Castillonroy, con la colaboración del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), va a desarrollar el proyecto piloto “De abuelos a nietos”. Encuadrado en el Programa de Envejecimiento Activo, se trata de una iniciativa con la que se pretenden potenciar las relaciones intergeneracionales a través de la participación voluntaria de los mayores del municipio oscense y de los alumnos del Centro Rural Agrupado La Litera.

 

Este programa -que se inicia este viernes, 13 de octubre- va a permitir que ambas generaciones trabajen juntas, realizando actividades de la vida diaria. De esta forma, se aprovecha la experiencia del mayor, y al menor se le aportan ciertas novedades que no encuentra por otros medios. Con todo ello, se busca que ambas generaciones se ofrezcan un ocio formativo, promoviendo al mismo tiempo las relaciones afectivas entre grupos de personas de diferentes generaciones.

 

En definitiva, el objetivo general de la iniciativa, que se desarrolla de forma pionera en Castillonroy, es mejorar la calidad de vida de los mayores de la localidad e implantar un estilo de vida en valores en los niños del medio rural. Asimismo, permite elevar la autoestima y fomentar el apoyo social de los mayores del municipio de la comarca de La Litera y promover las relaciones solidarias de ayuda a mutua entre ambas generaciones.

 

El proyecto que se desarrollará en una sesión semanal de tres horas durante ocho meses- va a tratar temas como vivir en igualdad, el comportamiento social, el respeto a las minorías, el respeto a los mayores, la educación sexual, las buenas prácticas medioambientales, la no violencia o el consumo responsable. Entre las actividades que está previsto que se realicen, destacan la escucha de narraciones y lecturas, el establecimiento de diálogos, el razonamiento de actitudes de los protagonistas, juegos y cantos o actividades psicomotrices.

 

En este sentido, el IASS, conocedor del valor que tienen los programas intergeneracionales, desarrolla, desde hace tiempo, programas similares a éste en sus hogares para mayores. Así, localidades como Zaragoza, Andorra, Calatayud, Binéfar, Ejea, Barbastro, Sabiñánigo, Jaca o Huesca acogen cursos en los que los mayores y otros colectivos se comprometen y se prestan un servicio mutuo durante unas horas a la semana. En unos casos se trata de discapacitados, en otros de inmigrantes o de niños.

 

Comentarios