Nuria Mallada se la juega en el Selectivo previo para el Mundial de pesca

La pescadora infantil altoaragonesa Nuria Mallada de la localidad de El Temple y que pertenece al club Virgen de Violada de Gurrea de Gállego se ha trasladado con sus padres hasta Ciudad Real convocada por la F.E.P.yC para realizar esta semana en las jornadas de viernes y sábado el Selectivo previo a la Final a doce para optar a ocupar una de las cuatro plazas que dan el billete para el próximo Campeonato del Mundo de Agua Dulce Juventud a celebrar el año próximo en la República Checa.

El Selectivo se desarrolla en el embalse del Vicario, escenario que Nuria ya conoce por otros selectivos y eventos celebrados en el mismo. Nuria se encuentra en el escenario desde el pasado lunes para realizar entrenamientos previos al evento, tener estudiado el mismo y preparado el costoso material que se necesita en esta modalidad de pesca de agua dulce, ya que en este Selectivo, según las normas de la F.E.P.yC la clasificación para la final a doce se ha complicado pues en la misma tiene que haber cuatro deportistas con una edad máxima de trece años, lo que hace que solo queden ocho plazas de entre los veinticuatro participantes de la alta competición nacional.

De los veinticuatro deportistas de alta competición en la categoría infantil sólo hay tres chicas. El Selectivo constará de tres pruebas, viernes tarde y sábado mañana y tarde de cinco horas cada una, aunque solo tres de ellas de competición efectiva. Después de dos clasificaciones consecutivas para los mundiales, se encuentra con una gran ilusión y con ganas de llegar a la final a doce, además ha emprendido esta nueva concentración nacional con la buena noticia de saber que va a recibir el apoyo y colaboración institucional de la DPH tras ser recibida el pasado día 4 de octubre por el Presidente Antonio Cosculluela.

Nuria es una gran pescadora como lo ha venido demostrando en los últimos años, pero en un Selectivo en el que los deportistas y compañeros están tan igualados, son las pequeñas cosas, pequeños matices, y sobre todo también la suerte: en el sorteo, en el puesto, en no perder una captura, en acertar en el cebo….las que finalmente deciden la clasificación.

El escenario estará dividido en tres sectores, cada pescador pescara una de las mangas en cada sector y no se podrá repetir puesto de punta. La competición es muy dura; el viernes son cinco horas en el escenario pero el sábado entre la mañana y tarde los jóvenes deportistas deberán permanecer en el embalse doce horas de siete de la mañana a siete de la tarde con un descanso de hora y media para comer. Otro deportista aragonés acude al selectivo en la categoría juvenil, también mundialista de este año 2006 Raúl Monzón Ariño de Zaragoza.

Comentarios