Al Forcusa Huesca se le resiste la victoria en casa

El equipo de Sergio Bebhesko caía por 17-26 ante el Pozoblanco en un partido donde los oscenses no tuvieron su día en ataque y además los fallos se fueron multiplicando conforme avanzaban los minutos. Ya en la primera mitad se vio que no era el día de un Forcusa Huesca que sigue sin ganar en ganar en casa tras este tercer partido en casa.

El público despidió al equipo con una fuerte pitada lo que demuestra el descontento de la hinchada con lo que se está siendo la temporada que se había vendido como un equipo aspirante a todo este año, pero Baracaldo, Teucro y Pozoblanco le han sacado los colores a los oscenses.

Al final la diferencia fue clara y es que al descanso el resultado era contundente con un 6-12 y muchos fallos que dejaron patente sobre la pista que los cordobeses tenían controlada la situación. Hasta 14 fallos hubo en este primer tiempo para olvidar lo que hizo que el aficionado saliera muy mosqueado por la situación.

Tras el 0-4 inicial hubo una pequeña reacción hasta el 4-5 pero fue un espejismo puesto que los visitantes mantuvieron la calma y aprovecharon los errores locales para tener una renta de 6 goles al descanso.

No cambiaron las cosas en el segundo tiempo y la situación fue parecida en una segunda mitad en la que Pozoblanco veía que manteniendo el ritmo y el juego que tenía era suficiente para llevarse una victoria tal vez más fácil de lo esperado para el conjunto de Paco Castillo.

Al final pitos y desilusión en un Forcusa Huesca al que le está costando mucho este año sacar adelante los partidos y además la situación en casa empieza a ser preocupante puesto que en los tres partidos disputados solamente se ha sumado un punto.

Comentarios