Pozo Gil de Selgua: un yacimiento lleno de sorpresas

Hasta finales de año, la Comarca del Cinca Medio, lleva a cabo trabajos de excavación y rehabilitación en el yacimiento arqueológico medieval Pozo Gil de Selgua. En la última fase de estos trabajos ha aflorado una pieza inédita en los hallazgos recuperados hasta ahora. Se trata de una figura antropomorfa en bronce que, posiblemente, forma parte de un grupo escultórico.

A la figura, que tenía los brazos en cruz, le faltan las manos y va vestido con túnica corta aunque lo más destacable es el rostro donde sobresalen los ojos incrustados en esmalte.

La pieza que, posiblemente, formara parte de un retablo más amplio representa, probablemente, a un exvoto o ladrón que acompañara al Cristo del conjunto artístico. Una hipótesis, según Jaime Peralta, técnico de patrimonio de la Comarca del Cinca Medio “difícil de demostrar pero también difícil de rebatir”.

La figura ha aparecido en el nivel de excavación que se encuentra totalmente calcinado por lo que existen pocas posibilidades de encontrar materiales pertenecientes al mismo grupo artístico además, las condiciones del terreno, aconsejan “no rebajar más el piso”.

En próximas fechas está previsto trasladar la pieza al Museo Provincial de Huesca para su restauración.

Además, han aparecido también otras piezas como una olla completa de forma fusiforme y una pileta labrada en piedra.

En estos momentos la Comarca del Cinca Medio realiza en el yacimiento medieval de Pozo Gil trabajos de rehabilitación. Las cuadrículas están ya excavadas y algunas consolidadas y las tareas se centran ahora en recubrir el pavimento con una capa de gravilla para evitar que crezca la vegetación y acondicionar el entorno como zona de descanso para que el yacimiento se pueda visitar.

Comentarios