El río Vero acoge la marcha de senderistas veteranos

Joaquín Torres, ex presidente de Montañeros de Aragón de Barbastro y uno de los diseñadores e impulsores de la ruta senderista que se celebra con motivo de la XXXIII edición de la asamblea y marcha nacional de montañeros veteranos, la ha calificado como "la ruta de lo insólito, lo sorprendente y lo distinto" .

El recorrido de entre cuatro y seis horas de duración, como indica el reglamento de la marcha, se inicia en la Surgencia de Lecina en una primera parte que recorre los Cañones de Lecina coincidiendo con el itinerario principal del descenso del río Vero, trascurre por los oscuros del río y se asciende por la robusta base del Tozal de Mallata hasta el alto de San Caprasio, se desciende por el Barranco de Arpán. El barranco de la Fuente del Trucho se abandona para subir a Peña Volada y se vuelve al río Vero en el puente romano de Villacantal y simplemente queda ascender hasta la Plaza Mayor de Alquézar.

El trabajo de los voluntarios de cara a la organización de la marcha adquiere gran importancia, dentro de este mismo trabajo está el dispositivo de asistencia sanitaria, el principal problema para montarlo es el terreno, donde es imposible entrar con vehículos. Por ello se van a habilitar distintos puntos de asistencia, uno en la salida, otro en el alto de Mallata, en el cruce de la subida a Asque y el último en la llegada. Cada punto contará con un médico y una enfermera.

En el marco de esta cita, en la cena de homenaje prevista para el sábado, Montañeros de Aragón de Barbastro, entregará la insignia de oro del club y nombrará socio de honor a Alejandro Monjas por su trabajo durante 38 años en la Guardia Civil de Montaña. El presidente de M.A.B, José Masgrau, ha explicado que el homenajeado, retirado ya de su labor, se merece esta distinción después de haber velado por todos los montañeros durante casi cuatro décadas en la Guardia Civil.

Comentarios