La sexta tampoco fue la vencida para el Peñas que cayó ante Llíria 84-89

No pudo ser y el Peñas Cai Huesca sigue sin encontrar el camino de la victoria en este nefasto inicio de temporada en la liga LEB-2 y eso que el equipo lo intentó, pero la irregularidad en el juego y que los rivales parecen tocados con una barita mágica a la hora de ametrallar el aro oscense, le está privando a los verdiblancos de conseguir por fin ganar.

Ante Llíria hubo de todo, pero tal vez hay que quedarse con el final y un último cuarto donde el Peñas Cai Huesca defendió con uñas y dientes y estuvo a punto de remontar un marcador que se puso cuesta arriba en el tercer cuarto al que se llegó con el resultado de 46-61. Y eso que en la primera mitad no se hicieron mal las cosas y en el primer cuarto el electrónico señalaba un 25-18 para los locales.

El lunar y posiblemente una de las claves del encuentro estuvo en la recta final del segundo cuarto cuando con el marcador igualado el Peñas Cai Huesca falló dos acciones claras que aprovecharon los valencianos para terminar dejando el resultado en 36-45 y a los de Toñín Ara contra las cuerdas.

Comenzaba la segunda mitad con un rosario de errores en el Peñas. La defensa hacía aguas y encima los de Fede Pozuelo se hartaban de meter triples que acabaron por hundir a los peñistas. Se llegaba a los diez últimos minutos con un mensaje de Toñín Ara a los jugadores ‘morir en la pista. Hacerlo por esta gente’ refiriéndose a una afición que dio un ejemplo de madurez apoyando al equipo y con su aliento, y la excelente defensa del último cuarto, metiendo de nuevo al equipo en el partido.

Se fue remontando y se llegó al 70-77. Aquí se frenó la reacción que luego ya con un mayor intercambio de canastas llegó al 80-84. Cuatro puntos que fueron un mundo puesto que ya no había tanto acierto ni fuerzas para culminar una remontada que mereció el equipo por su lucha y pundonor. Los tiros libres fallados por el Peñas y los anotados por el Llíria dejaron el marcador en 84-89.

Biota y sobre todo Gómez (con 31 puntos, 7 triples y 8 rebotes), con un buen trabajo de Tigert y Montañana, estuvieron a un nivel que deberían mantener en próximos partidos para que llegue por fin esa ansiada victoria. No está tan fina la dirección en el juego y ni Castelló ni Juanma Martínez están encontrando una línea de regularidad que beneficie al equipo.

Del resto, trabajo y lucha, especialmente de los oscenses Gamero y Betrán que cada vez que salen a la pista lo dan todo. Mons y Matemalas se quedaron en una regular actuación en los minutos que estuvieron en pista. En el otro lado está Wilson. El americano no jugó ni un minuto y lo mejor es que el club tome cuanto antes la decisión de ‘cortarlo’ e intentar buscar un jugador en otro puesto que pueda ayudar más al equipo.

Debutó Toñín Ara en el banquillo en Huesca. Hay que darle tiempo no es fácil su situación y tomar las riendas de un equipo con tanta derrota es muy complicado. La afición estuvo de ‘10’. Acudió al Palacio de los Deportes y ánimo al equipo que es lo que hace falta en estos duros momentos por los que está atravesando el Peñas Cai Huesca.

Comentarios