Huesca incluida dentro de una red de delitos contra el patrimonio

En el mes de abril , la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza estableció una operación especial dirigida a la desarticulación de grupos dedicados a la comisión de delitos contra el patrimonio que desarrollaban sus actuaciones en la comarca del Campo de Cariñena y que contaba con tres de los implicados residiendo en Binéfar.

 

Como resultado de las tareas de investigación se detectó la existencia de un grupo de personas de nacionalidad rumana, presuntos autores de numerosos robos con fuerza, del que hasta el momento han sido identificadas y detenidas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, un total de 14 personas, todos ellos hombres, de edades comprendidas entre los 18 y 35 años; cuatro de los cuales han sido detenidos en Zaragoza y tres en Binéfar.

 

Los detenidos, que actuaban adoptando en sus desplazamientos numerosas medidas de seguridad y tácticas de disgregación y reunión, unidas a una permanente movilidad y ausencias. El grupo mantenía facciones operativas en las provincias de Zaragoza y Huesca, que se encargaban de adquirir a bajo precio efectos procedentes de robo para su reventa a terceros en España y Rumanía.

 

A los detenidos se les imputan un total de 36 delitos contra el patrimonio, relacionados con hechos delictivos cometidos en las provincias de Zaragoza, Huesca, Teruel, Navarra y Alicante. Alguno de ellos cuentas con antecedentes policiales por delitos de este tipo cometidos en Aragón y el Levante español.

 

Se han intervenido numerosos efectos entre los cuales se encuentran numerosos electrodomésticos, ordenadores, equipos de imagen y sonido, instrumentos musicales, artículos deportivos, herramientas, presuntamente procedentes la mayor parte de ellos de los hechos imputados, así como los equipos de radio-transmisión y los vehículos robados que utilizaban en sus desplazamientos.

 

Se continúan las investigaciones y no se descartan nuevas detenciones, así como el esclarecimiento de otros hechos delictivos en los cuales hayan podido intervenir los detenidos.

 

La operación, dirigida por los miembros de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ha contado con el apoyo de miembros de seguridad ciudadana de los puestos de la provincia y de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de las Comandancias de Huesca y de Teruel.

Comentarios