El puente de Fraga se abrirá a la circulación, el tres de noviembre

Así lo anunciaba en Fraga, el Director General de Carreteras del Gobierno de Aragón, Gonzalo López Pardos, al término de una reunión que mantenía con el alcalde de Fraga, Vicente Juan, el director de la obra y representantes de la Unión Temporal de Empresas formada por Torrescámara y Cía de Obras, S.A., y Construcciones Treycor S.L., que es la empresa adjudicataria de las obras de ampliación y mejora del puente. López Pardos anunció también que las obras, que consisten en acondicionar y ampliar el puente y el tramo de la Avenida Reyes Católicos hasta la salida hacia la carretera de Zaidín, “concluirán a finales de enero o principios de febrero”.

El puente urbano lleva cerrado a la circulación desde el pasado 28 de agosto y únicamente se abrió provisionalmente, durante las Fiestas del Pilar. Esta situación, según la web municipal, está provocando las lógicas molestias, ya que todo el tráfico urbano lo absorbe ahora el puente de la Nacional II.

En un principio, la empresa había previsto un corte de un mes, pero, según explicó López Pardos, “estas obras son engorrosas y cualquier rehabilitación cuesta más que hacer una obra nueva. Se ha comprobado que las estructuras de hormigón de los voladizos que sostienen las aceras estaban muy deterioradas, por lo que se ha alargado este plazo”. Ante las quejas que ha habido por el ritmo que llevaban las obras y El director General de Carreteras pidió “comprensión a los ciudadanos y usuarios del puente, porque sabemos que está provocando molestias, y que ha habido quejas porque el puente estaba cerrado y daba la impresión de que no se trabajaba. Sin embargo, el reparar esas estructuras es una tarea casi artesanal, que realizan empresas muy especializadas, de las que en España tan sólo debe haber dos o tres”. El Ayuntamiento había pedido también que se incrementaran los recursos humanos y materiales para acelerar los trabajos.

Una vez se reabra el puente a la circulación el 3 de noviembre, “ya no se volverá a cerrar, aunque cuando se monte la estructura nueva de la ampliación, se tendrá que limitar la circulación a un solo carril”. Gonzalo López Pardos calcula que estas obras podrían realizarse antes de las próximas Navidades, “aunque ahora mismo no se puede empezar porque el río baja crecido y no se puede trabajar”. En todo caso, el Director General de Carreteras señalaba que “si no llegamos a tiempo, se pararán las obras durante las Navidades para no afectar al flujo comercial, y se reanudarán después de las Fiestas”. Gonzalo López Pardos considera que “si no hay contratiempos, a partir de ahora se verá más movimiento y creo que las obras pueden acabar a finales de enero o, como muy tarde, principios de febrero”.

Comentarios