El Volumen de actividad de Ibercaja creció por encima del 25% hasta septiembre

En los nueve primeros meses de 2006, el Grupo Ibercaja, apoyándose en un destacado crecimiento del volumen de actividad, ha consolidado una positiva evolución de sus resultados obteniendo mejoras significativas en todos los márgenes. De este modo, el resultado atribuido se eleva a 175 millones de euros, un 11,67% superior al alcanzado en el mismo periodo del año anterior.

En el marco del Plan Estratégico 2005-2007, la Entidad ha avanzado en su objetivo de expansión de la red de oficinas, sumando 95 aperturas de las 150 previstas. Incrementa así su presencia en el mercado nacional, ampliando la base de clientes y asentando los cimientos que le permitirán asegurar un crecimiento sostenido en los próximos años.

Fuerte crecimiento del volumen de actividad

El volumen de actividad de Ibercaja asciende a 65.106 millones, con un avance del 25,43% respecto a septiembre de 2005, que se sustenta tanto en la favorable evolución de los recursos gestionados de clientes como del crédito.

Los recursos de clientes registrados en balance se cifran en 27.609 millones de euros, con un aumento interanual del 30,13%, mientras que para los de fuera de balance es del 15,26%. Como resultado de todo ello, el crecimiento de los recursos totales gestionados fue del 25,32%, hasta llegar a los 39.307 millones de euros.

El patrimonio gestionado en fondos de inversión se eleva a 5.934 millones de euros, lo que sitúa a la Entidad en la décima posición entre las gestoras y supone una mejora de su cuota de mercado de 9 puntos básicos respecto a diciembre pasado. Cabe destacar que en planes de pensiones, con los últimos datos disponibles, ocupa el quinto lugar del ránking.

El crédito a clientes alcanza al cierre de septiembre los 25.799 millones, cifra que representa un avance interanual del 25,60%. El importe de las operaciones formalizadas en lo que va de año es de 9.435 millones de euros, un 18,57% más que en igual periodo de 2005, y la evolución por modalidades muy equilibrada, en línea con los objetivos de diversificación del Plan Estratégico.

El aumento de la inversión crediticia no ha sido obstáculo para que se mantenga un riguroso control de la calidad del riesgo, con lo que la ratio de morosidad de Ibercaja es del 0,51%, cifra significativamente inferior a la registrada por el sector.

Progresión de los resultados

Al cierre del tercer trimestre, el Grupo consolida la progresión de sus resultados y el crecimiento sostenido de las magnitudes básicas del balance se refleja en todos los márgenes. Así, el de intermediación crece un 12,36% en estos nueve primeros meses; el margen ordinario, un 12,90% y el de explotación, un 15,69%.

En un contexto de reducidos tipos de interés con evolución al alza, estrechamiento de diferenciales y mercado muy competitivo, el margen de intermediación se eleva a 388 millones de euros. Mientras, el básico aumenta un 11,57% hasta alcanzar los 539 millones.

Mejora de la eficiencia

La positiva aportación del margen ordinario, 605 millones de euros, y el crecimiento de los gastos de explotación en una proporción inferior a la de los ingresos, contribuyen a que el margen de explotación se incremente en un 15,69%. En este sentido, es de reseñar la mejora de los índices de eficiencia, dentro de los objetivos de moderación del gasto y rentabilidad con los que se afronta el importante proyecto de crecimiento y expansión de la red.

La buena evolución del negocio descrita posibilita que el resultado atribuido al Grupo, antes de impuestos, ascienda a 175 millones, un 11,67% más que hasta septiembre de 2005.

Comentarios