Aprobadas las ordenanzas fiscales con el rechazo unánime de la oposición

El pleno del Ayuntamiento de Huesca aprobaba en la tarde de este jueves la propuesta de ordenanzas fiscales para el año 2007. 19 tasas suben el 3 por ciento, el IBI un 5,6% y las 13 tasas restantes no sufren variación. Sólo respaldaba la propuesta el Partido Socialista, mientras que los tres grupos de la oposición (Partido Popular, Chunta Aragonesista y Partido Aragonés) se oponían en bloque.

Audio sin título

Domingo Malo, responsable de Hacienda, dice que se ha producido un importante incremento de competencias, por encima de las fórmulas de financiación. Argumenta que las subidas en las ordenanzas se producen para mejorar los servicios pero sin aumentar la carga fiscal. En cuanto al IBI recuerda que el aumento de la valoración catastral dictaminada en su momento se está acometiendo año a año.

Roberto Bermúdez de Castro, portavoz del Partido Popular, lamenta que se imponga un año más las ordenanzas fiscales y critica la subida del agua en un 127% durante los últimos cinco años. Miguel Solana, portavoz de Chunta Aragonesista, apunta que ni los aumentos se hacen de forma progresista ni son para políticas progresistas (política industrial, de rehabilitación, de cultura creativa,...). Por su parte, Fernando Lafuente, portavoz del Partido Aragonés, no está de acuerdo con el modo de financiación del Ayuntamiento de Huesca: con un urbanismo expansivo, con una fuerte carga tributaria y con la búsqueda de apoyo en otras administraciones.

El debate en el pleno también se producía en torno a la enajenación de una parcela del polígono 41 para la construcción de unas 60 viviendas de protección oficial. El Ayuntamiento de Huesca recibirá 4 millones de euros. CHA y PAR hablaban de afán recaudador en el Consistorio, de prisa por vender suelo municipal.

En cuanto a las mociones presentadas por los grupos nacionalistas, la de Chunta no salía adelante por oponerse el grupo socialista. Planteaba la adopción de un Plan de Mejora Urbana, con el fin de conseguir un embellecimiento de la ciudad, para disfrute de los propios oscenses y también para que resulte atractiva a los visitantes.

La del Partido Aragonés era aprobada con el voto de esta formación y del PSOE. Respalda los acuerdos adoptados en la Comisión del Agua de Aragón. El debate sobre todo se centraba en la regulación del río Gállego. Chunta era especialmente crítica por el predominio de unos territorios sobre otros, lamentando, en este caso, que se regule una zona en expansión turística como es la Galliguera.

6

Comentarios