Un informe técnico dará a conocer causas y soluciones para 92 vecinos afectados por una mala construcción

El presidente de la comunidad de vecinos del edificio de 92 viviendas, que se encuentra entre las calles Sena, Balsas de Chirín y Valentín Gardeta, junto con el responsable de la Administración de Fincas San Jorge, y quien fuera primer presidente de la comunidad, se reunían este viernes con responsables de vivienda del Gobierno de Aragón, con el fin de establecer qué medidas se van a tomar para solventar los problemas que se producen en el edificio, de protección oficial y finalizado hace tan sólo 4 años, cada vez que llueve.

El pasado sábado, un servicio de limpiezas extraía más de 5.000 litros de agua de los garajes y trasteros, que se inundan con las lluvias. Una mala construcción, así como los sumideros de los jardines exteriores, que rebosan cuando llueve y dirigen toda el agua a los garajes, provocan que en momentos así, el agua caiga a chorros desde la primera a la segunda planta de los garajes. El pasado mes de agosto, una inundación hizo que el nivel del agua llegase hasta las rodillas.

Tras la reunión, los vecinos afectados se mostraban moderadamente satisfechos, entendiendo que la sensibilidad del Gobierno de Aragón es buena, y que conocen bien el tema. Desde la administración regional se han comprometido a que haya una mayor agilidad en el desarrollo de todo este procedimiento. La DGA les ha indicado que realizará un informe técnico para conocer las causas que provocan estos problemas, al tiempo que se aportarán las soluciones precisas.

Además, se les comunicaba que la nueva Ley aragonesa de Protección Oficial ha modificado la situación anterior, que englobaba todas las deficiencias de un edificio en un único expediente. Ahora, con los cambios habidos, se les ha recomendado que se pongan denuncias individuales, por parte de cada vecino afectado. De este modo, las sanciones, que también serán individuales, se multiplicarán por cada denuncia que se presente.

Comentarios