Ibercaja cumple 25 años en Cataluña con 102 oficinas en toda la comunidad autónoma

El Consejo de Administración y la Comisión de Control de Ibercaja han celebrado sus sesiones ordinarias, dentro de los actos de conmemoración del 25 aniversario de Ibercaja en Cataluña. En el transcurso del Consejo, el presidente de la Entidad, Amado Franco Lahoz, y el director general, José Luis Aguirre Loaso, han expuesto la situación de Ibercaja en Cataluña, comunidad autónoma en la que Ibercaja se instaló por primera vez en 1981, con su oficina de paso de Gracia/Mallorca, siendo la primera caja de ahorros no catalana que abría en esta Comunidad.

Además de las sesiones de los órganos de Gobierno, Ibercaja ha celebrado esta efemérides con la inauguración, de la exposición “Puentes a la abstracción. 50 años del Grupo el paso”, en la Fundación Daurel, y el concierto de la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo, que se ofrecerá el próximo 13 de noviembre en el Palau de Música, así como otras actividades.

En el transcurso del Consejo y en la rueda de prensa ofrecida, Franco Lahoz ha recordado que Ibercaja, de las 1.029 oficinas que posee en toda España, tiene 102 oficinas en Cataluña, dependientes de una dirección territorial propia, en la que también se incluyen tres más de Palma de Mallorca, con un volumen de actividad de 4.400 millones de euros y una plantilla de 322 personas. El total de Ibercaja, a 30 de septiembre, es de 65.000 millones de euros de volumen de actividad y 4.400 empleados.

Ibercaja fue la primera caja de ahorros no catalana en instalarse en Cataluña, un territorio con tradición muy intensa en cajas, ya que posee 10 propias y, entre todas las asentadas, se gestiona el 73% de los depósitos de clientes frente al 52% de la media española.

“Aragón -ha dicho Franco Lahoz- tiene múltiples lazos económicos, sociales, culturales y, sobre todo, afectivos, dado que Cataluña ha tenido una importantísima colonia de aragoneses afincados en esta tierra y rara es la familia que no tiene a uno de los suyos radicados aquí. Por eso, era natural que Ibercaja abriera una oficina en Barcelona, cosa que hizo en 1981”.

En los siguientes cuatro años entraron en funcionamiento otras tres oficinas en la capital y, a partir de 1989, cuando la legislación permitió la libre expansión de las Cajas fuera de sus territorios de origen, Ibercaja activó su crecimiento en varias zonas y, especialmente en Cataluña. En Lleida y en Tarragona se abrieron 9 y 7 oficinas, respectivamente, entre 1989 y 1990, y esta dinámica se aceleró cuando en abril de 1992 se adquirió la Caja Rural de Catalunya y se integraron sus 28 sucursales de la provincia leridana en el conjunto de la red de Ibercaja.

Franco Lahoz también ha destacado que, pese a la altísima competencia del mercado catalán, Ibercaja ha sabido abrirse un hueco, ya que es la segunda caja no catalana en número de oficinas, y tiene el firme propósito de seguir creciendo. “Nuestro objetivo fundamental –concluyó- es intentar ser cada vez más útil para la sociedad catalana a través de nuestra actividad financiera y de la Obra Social y Cultural, y llevando siempre por bandera el orgullo de ser Caja, que tan bien entiende la sociedad de esta Comunidad Autónoma”.

16 Nuevas oficinas en Cataluña en tres años

Por su parte, el director general, José Luis Aguirre Loaso, ha explicado que la expansión en que está inmersa Ibercaja en toda España está teniendo un positivo desarrollo en Cataluña. El Plan Estratégico 2005-2007 preveía la apertura de 150 oficinas, de las que ya ha abierto 95. De ellas, doce se han estrenado en la dirección territorial de Cataluña. Sabadell 3, Reus 3, Viladecans 3, Badalona 3, Esplugues de Llobregat, Rubí 2, Hospitalet 3, Terrassa 3, Terrassa 4, Vic, Manresa y Lleida 7, abierta ayer mismo, a las que hay que sumar dos más recién inauguradas en Palma de Mallorca y que dependen de la dirección territorial de Cataluña. En 2007, abrirán Barcelona 9, y al menos tres más en las poblaciones más pujantes del área metropolitana de la capital, de manera que, al acabar el periodo del Plan, Ibercaja tendrá en Cataluña 106 puntos de venta, 16 más que al inicio del mismo.

Aguirre Loaso ha ofrecido también los resultados del tercer trimestre del año, en los que el volumen de actividad del Grupo Ibercaja ha ascendido a 65.106 millones, con un avance del 25,43% respecto a septiembre de 2005 debido a la positiva evolución de todos los márgenes. De este modo, el resultado atribuido se eleva a 175 millones de euros, un 11,67% superior al alcanzado en el mismo periodo del año anterior.

Estos datos son reflejo de la mayor presencia en el mercado nacional que ha logrado la aplicación del Plan Estratégico mencionado, tras ampliar la implantación geográfica y la base de clientes.

El director general se ha mostrado muy satisfecho con la progresión de Ibercaja en Cataluña, “un territorio –ha dicho- con mucha competencia pero donde nosotros hemos traído los instrumentos, la preparación y la motivación necesarias para conquistar una mayor cuota de mercado. Tenemos una plantilla motivada y unos productos en vanguardia. En los primeros noventa fuimos pioneros en el sistema financiero español en el desarrollo de nuestras gestoras de fondos de inversión y planes de pensiones, que hoy se encuentran entre las más laureadas del país por sus éxitos de rentabilidad y capacidad de gestión; de hecho Ibercaja Patrimonios tiene una delegación en Barcelona”.

“Además, en los últimos años hemos lanzado productos novedosos en el sector –como la hipoteca inversa- y formamos parte del primer grupo de entidades que introdujo bonificaciones por vinculación en los diferenciales de los préstamos. Otros puntales de futuro es el nuevo Plan de Empresas puesto en marcha por la entidad para diversificar las fuentes de negocio o la gama de productos para inmigrantes”.

Trabajar para diversificar

Por su parte, el Director Territorial de Ibercaja en Cataluña, Jaime Rebull, ha señalado la pujanza del mercado de familias gracias fundamentalmente a través del Préstamo hipotecario. El 17% de las fincas hipotecadas se encuentran en Cataluña; ante este dato, casi el 20% de los clientes de Ibercaja en Cataluña tienen firmado un préstamo hipotecario.

Entre los próximos objetivos de Ibercaja en Cataluña, Rebull destacó el segmento de Rentas Medias Altas, con el diseño de productos más sofisticados; la inmigración, en sus diversas procedencias (asiática, americana y africana, así como del resto de la Comunidad Europea), ya que supone casi el 11 % de la población de Cataluña; y una apuesta clara por las Empresas, con la creación de un equipo de gestores altamente especializados.

Obra Social y Cultural en toda la Comunidad

Entre los actos organizados para celebrar los 25 años de Ibercaja en Cataluña destaca la exposición “Puentes a la abstracción. 50 años del grupo El Paso”, inaugurada ayer en la Fundació Fran Daurel, y producida especialmente por Ibercaja para esta efemérides. La muestra recoge una treintena de obras de los 12 artistas que, con su apuesta, llevaron el arte español en la modernidad. En este grupo hay tres artistas aragoneses: Antonio Saura, Pablo Serrano y Manuel Viola, además de Rafael Canogar, Martín Chirino, Luis Feito, Juana Francés y Manuel Rivera, entre otros. Canogar y Feito asistieron ayer a la inauguración de esta muestra que, tras Barcelona, irá a otras ciudades del país.

Junto a esta exposición, para celebrar el aniversario, Ibercaja patrocina el concierto que ofrecerá la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo el próximo 13 de noviembre en el Palau de la Música de Barcelona.

Estas dos actuaciones enlazan con la tradicional actividad de la Obra Social y Cultural de Ibercaja en Cataluña, una actuación que este año está dotada con 51,5 millones de euros para todo el país. Desde que en 1989 participara en la gran exposición de Raoul Dufy, Ibercaja ha apoyado múltiples iniciativas sociales y culturales. Por un lado, con las decenas de actividades que se programan en el Centro Cultural de Ibercaja en Lleida. Por otro, con la colaboración con el Auditori Nacional de Barcelona, la financiación de programas didácticos para escolares, las Becas para Jóvenes Intérpretes de Tarragona y un largo etcétera de actuaciones, casi siempre en colaboración con instituciones y entidades catalanas, con las que se trata de devolver a la sociedad catalana la confianza que deposita en Ibercaja como entidad financiera.

Comentarios