El ritmo de Biscarrués condiciona la expansión del regadío en Monegros II

Riegos del Altoaragón

Riegos del Alto Aragón celebraba Asamblea Extraordinaria con el fin de hablar del embalse de Valdepatao. El anuncio por parte del Ministerio de Medio Ambiente de que la primera piedra de Biscarrués se colocará dentro de dos años y medio condiciona la construcción de Valdepatao (de 5,6 hectómetros cúbicos y que se ubicará en los términos municipales de Candasnos y Ballobar); este embalse está íntimamente relacionado con Monegros II, por este motivo se quiere coordinar todas las obras pendientes.

La intención de la comunidad general es acompasar unas obras y otras, ya que, de otra forma, se pondrá en jaque la viabilidad económica de toda la modernización que se está llevando a cabo en el sistema, con inversiones millonarias.

La Asamblea decidía comparecer a la información pública del embalse de Valdepatao, de acuerdo con lo dictado en la Comisión del Agua de Aragón: "Más allá de las superficies actuales en marcha contempladas en el Plan de Monegros II, incluidas las de la zona oriental, cualquier otra actuación se acompasará con la explotación efectiva de los nuevos embalses".

Riegos incide en que "comparecer en ningún momento significa una paralización de los regadíos de Monegros II, sino una llamada al cumplimiento de los acuerdos de la Comisión del Agua, a la racionalidad en la gestión de los recursos y a que desde todas las instancias públicas y políticas se apueste decididamente por la sostenibilidad del regadío".

Monegros II incluye la transformación en regadío de 50.000 hectáreas (16.000 menos de las pensadas en un inicio, antes del proceso abierto con las Zonas de Especial Protección para las Aves). En 2008 serán una realidad 20.000 hectáreas, con una reducción muy significativa en la dotación de agua para cada hectárea de todo el sistema de Riegos del Alto Aragón (de 8.000 metros cúbicos se puede pasar a una media de 5.000).

El resto de hectáreas de regadío de Monegros II podría llevar al sistema a una situación insostenible, a la espera de que se construya la regulación del río Gállego y las balsas de regulación interna.

Es una cuestión que preocupa en la zona de Monegros II, ya que tienen puestas en los nuevos regadíos muchas expectativas de desarrollo económico.

Las obras de expansión del regadío en Monegros II se ubican en los municipios de Candasnos, Fraga, Peñalba, Bujaraloz, Ballobar, Ontiñena, La Almolda, Farlete, Monegrillo, Pina de Ebro y Sástago.

Comentarios