Cartas al Director: ¿Dónde estaban los obispos?

Ana Bou

¿Dónde estaba el purpurado Antonio María Rouco el día 21 de octubre a las 18h en Madrid y en el resto de España? Cuando todos nos manifestábamos para que el gobierno done el 0.7% a los países más empobrecidos… pero esto, claro está, no interesa.

Posiblemente si el motivo de la manifestación hubiese sido la defensa de la asignatura de religión, su presencia hubiera sido visible, pero ya nos tienen acostumbrados, aunque, gracias a Dios, no son todos.

El problema del hambre debe ser que no importa lo suficiente. Mejor es quedarse celebrando sacramentos, rezando o en los despachos entre papeles… debe ser que eso es más importante, según ellos, y a las pruebas me remito.

Da lo mismo que la gente se muera de hambre, pero no da igual cuál sea el resultado de la financiación de la Iglesia. Cuanto más reciban mejor, cuanto más puedan sacar y más seguridad se les dé mejor, y así todo.

¿De verdad estos señores saben leer el Evangelio? ¿Saben reconocer a Jesús en el pobre, en el que está en la cárcel, en el enfermo…? Porque predicar es muy fácil pero como dice el lema de hoy: “más hechos, menos palabras”. Ahí es donde encontramos a Jesús, ese es el verdadero Señor al que hemos de seguir y no el del dinero, el del poder etc. Pero debe ser más importante debatir si se debe o no usar el preservativo, si puede existir una unión entre dos personas de un mismo sexo, mirar con lupa a los teólogos quitándoles cátedras, suspendiéndoles o prohibiendo publicaciones. Debe ser que eso merece más la pena.

Estos son los obispos que tenemos, repito: gracias a Dios no todos, pero sí la mayoría, y ésta es la Iglesia de hoy.

Después que pregunten por qué cada vez las iglesias están más vacías…

Ana Bou

Comentarios