Rosa Regás visita las trincheras de Los Monegros

“Estas trincheras me parecen una metáfora de tanto dolor y sufrimiento”. Con esta frase resumía Rosa Regás, lo que ha sentido al recorrer los vestigios de la Guerra Civil rehabilitados por iniciativa de la Comarca de Los Monegros en la Sierra de Alcubierre. La escritora y directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, ha estado en la posición franquista correspondiente a la ruta de las Tres Huegas, así como en la Ruta Orwell, donde luchó el escritor británico en el bando republicano. También ha visitado la exposición “Guerra Civil en Aragón: 70 años después”, que permanece abierta hasta el próximo 3 de diciembre en el futuro centro de interpretación de Robres, ubicado en las antiguas escuelas de la localidad monegrina.

La escritora ha estado acompañada por el viceconsejero del departamento de Educación, Cultura y Deporte del GA, Juan José Vázquez, el consejero comarcal de Acción Social y alcalde de Alcubierre, Álvaro Amador, así como por los escritores Ramón Acín y el además comisario de la exposición, Víctor Pardo. Para Regás, la iniciativa de recuperación del patrimonio cultural relacionado con la Guerra Civil “me parece muy bien, sobre todo siendo tan real y pudiéndose ver cómo estaban las posiciones de los dos bandos, y la brutalidad que debió ser permanecer tantos meses en este frente: la manera que tenían de llevar la comida, de guardar el agua, ... me parece que es algo que todos deberíamos saber. Ha habido tan poca información al respecto, que esto es también una manera de recuperar la memoria”.

En este sentido la escritora ha señalado que “un país que no conoce su pasado no puede ni siquiera vivir bien su presente y difícilmente puede afrontar el porvenir. Creo que las personas que dicen que no hay que remover el pasado es porque el pasado en el que ellas creen ya está claro. Los vencedores, los que hicieron el golpe de estado, mandaron en España durante 40 años y contaron todas las brutalidades que había habido en el campo republicano, lo que no sabíamos nada era de la brutalidad que también había habido en el otro bando. Conocer los dos bandos, no para buscar venganza, sino para saber en que país vivimos y cómo somos es lo que estamos viendo aquí. Estas trincheras son una metáfora de todo lo que ocurrió en la Guerra Civil. Todas las brutalidades que se hicieron y el dolor que supuso este golpe de estado que después acabó en una guerra de tres años de dolor, asesinatos, ausencias, ... da igual que sea por la parte de los unos o los otros, tenemos que saberlo todo. Por eso digo que estas trincheras me parecen una metáfora de tanto dolor y sufrimiento”.

Rosa Regás, conocía la zona a través del libro de Orwell “Homenaje a Cataluña. “Me ha emocionado muchísimo, incluso en algún momento hasta las lágrimas, porque no es simplemente la versión de unos, sino que he podido ver las trincheras de ambos bandos, una frente a otra, y he podido imaginarme lo que era verse por la mañana y a todas horas. El frío, el terror y la angustia que debieron pasar en un paisaje que entonces no tenía árboles, se podían ver perfectamente, insultar, matar... ha sido muy emocionante”. La escritora, que fue exiliada a Francia durante la contienda, se define como “un producto de la Guerra Civil”. “He tenido una infancia dickensiana brutal por culpa de la Guerra Civil. No he podido vivir nunca con mis padres, he dependido de un tribunal tutelar de menores (...) por eso todo lo que se refiere a la Guerra Civil me produce una emoción singular, (...) , todo me parece más bien un trastorno, porque veo en ello la fuente de todas mis desgracias. Yo he estudiado estos periodos y cuando recuerdo las mentiras que se nos dijeron de pequeños, me produce una sensación de revuelta interna muy grande, por eso soy partidaria de que se sepa todo. No tengo ningún deseo de venganza, ni puedo recuperar mi infancia, pero si me gustaría que por lo menos se supiera que los republicanos eran personas muy decentes y que la guerra y la posguerra vino dada por un golpe de estado militar, sólo que se reconozca esto me doy satisfecha. Lo cierto es que un régimen legalmente establecido fue derrotado por un golpe de estado, esa es la verdad”.

Rosa Regás nació en Barcelona en 1933. Es licenciada en Filosofía y Letras. Trabajó en editorial Seix Barral y como editora y traductora para las Naciones Unidas. Fundadora de la editorial la Gaya Ciencia y las revistas Arquitectura y Cuadernos. Ha publicado novelas, relatos, cuentos, artículos y libros de viajes. Con su segunda novela “Azul” ganó el Premio Nadal. Por “La canción de Dorotea” consiguió el Planeta en el año 2001. En 2005 recibió la condecoración de Chevalier de la Legión d’ Honneur en Francia. Es premio Grandes Viajeros 2005, Creu de Sant Jordi, Premio ACPE 2005, articulista, colaboradora en medios de comunicación y, desde el año 2004, Directora General de la Biblioteca Nacional.

Comentarios