A la octava fue la vencida y el Peñas Cai Huesca ganó

Parecía que nunca llegaría tras las siete derrotas consecutivas, pero finalmente el conjunto oscense ha conseguido romper la mala racha venciendo en el Palacio de los Deportes al Vic por 62-58. Victoria agónica y con mucho sufrimiento, pero al fin y al cabo victoria que debe servir como rampa de lanzamiento para un equipo que había tocado fondo. Ahora el objetivo es seguir mejorando y el domingo visitar la cancha del Palencia con la misma intención de ganar y empezar a escalar posiciones en la clasificación.

Este triunfo tampoco debe poner una venda en los ojos a la directiva, técnicos y jugadores puesto que hay muchas cosas que mejorar en situaciones en el juego de defensa y ataque para que el Peñas Cai Huesca vuelva a ser el equipo competitivo que se vio la pasada campaña en esta liga LEB-2.

El partido fue malo y aburrido y menos mal que el aficionado de Huesca está curado de espantos y se dedicó más a animar a su equipo que a protestar, porque motivos había para ello. La falta de confianza, la precipitación y los continuos errores hacen que el Peñas sea un equipo muy vulnerable. Vic no tuvo tampoco su tarde y eso ayudó a que finalmente se ganara.

Al final del primer cuarto el resultado era de empate 16-16. En el segundo se llegó con 36-31 para los verdiblancos y en el tercero comenzaron de nuevo los problemas con el Vic más acertado y los de Toñín Ara haciendo aguas en ataque y defensa lo que aprovecharon los catalanes para ponerse por delante con un inquietante 45-49. Menos mal que los últimos minutos el Vic no dio una a derechas y el Peñas perdió balones tontos y además no contaba con la actuación arbitral que no estuvo tampoco fina con decisiones más que discutibles y que perjudicaron a los locales.

El último minuto fue agónico y es que la victoria estaba cerca, pero no se remataba. Vic tuvo su opción con 60-58 y dos tiros libres anotados por Castelló situaron el marcador en 62-58 a falta de 12 segundos. El Peñas aguantó y ganó que era lo importante, aunque el juego sigue teniendo muchas lagunas que hay que mejorar.

Como datos destacados de las estadísticas, en lo positivo situamos a Tigert que con 20 puntos volvió a ser el máximo anotador de los oscenses y además capturó 9 rebotes. Los porcentajes fueron discretos con un 39% en triples, un 47% en el total de tiros de campo y con un 64% en los tiros libres. Como viene siendo habitual, el Peñas perdió la friolera de 24 balones, mientras que su rival se quedó en 11. En rebotes los de Toñín Ara capturaron 31 y los del Vic 21, siendo una de las claves finales del choque.

Alegría en el vestuario por el triunfo y la rabia contenida que había tras siete partidos sin saborear la victoria. Ahora trabajo, trabajo y trabajo para intentar enderezar un rumbo que sigue bastante a la deriva, si miramos la clasificación donde el Peñas y el Real Madrid comparten la última posición con una victoria.

Mientras tanto el club ha confirmado la contratación de José Luis Hernández como nuevo gerente en sustitución de David Lafuente. Se trata de un canario que por motivos personales se ha afincado en Zaragoza y que ha estado vinculado al Ciudad de La Laguna de Canarias por lo que tiene experiencia en ese puesto. Debutó con la megafonía en este partido y le dio suerte al equipo.

Comentarios