No habrá movilizaciones para exigir la devolución de los bienes

La firma y lectura de un manifiesto en Roda de Isábena para reclamar la devolución de los bienes, apoyar al obispo de Barbastro-Monzón y no convocar manifestaciones, son algunos de los acuerdos que adoptaban en la reunión que mantenían en el Pignatelli el presidente y vicepresidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias y José Ángel Biel, con la comisión de alcaldes y los portavoces de los cinco grupos parlamentarios de las Cortes de Aragón. Chunta Aragonesista y Partido Popular calificaban de “tibieza” los acuerdos y se reservan el derecho de iniciar otras acciones por su cuenta.

La reunión fue una constatación de que los alcaldes de los municipios a los que pertenecen los bienes han sido incluidos en el grupo de trabajo que, hasta ahora, integraban el presidente aragonés y los cinco portavoces políticos de las Cortes Autonómicas.

La mayoría de los participantes en el encuentro consideraban conveniente no celebrar manifestaciones y dejar constancia en Roda de Isábena, en una fecha que se decidirá, el apoyo al obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, al mismo tiempo que exigir al obispo de Lérida que cumpla los decretos emitidos por la Santa Congregación de los Obispos y el Tribunal de la Signatura Apostólica, en los que ordenaban la devolución de las piezas de arte, que se encuentran en depósito en Lérida, independientemente de los recursos presentados.

El portavoz en las Cortes de Aragón del Partido Socialista, Jesús Miguel Franco, declaraba que cada vez está más cerca la devolución de los bienes, por eso considera poco oportuna la convocatoria de movilizaciones y atribuía a la cercanía de las elecciones la actitud de PP y CHA.

Las formaciones políticas de CHA y Partido Popular señalaban que el Gobierno de Aragón actúa de una forma “tibia” y creen que se deben adoptar otras medidas para exigir a Lérida que devuelva los bienes. El diputado y presidente del Partido Popular, Gustavo Alcalde, explicaba que estuvo tentado de no asistir por la tardanza en convocar esta reunión y tras haberse rechazado una iniciativa suya en el parlamento para discutir esta cuestión. No quiere romper la unidad de acción pero opinan que esta medida es tibia.

En un lado se quedaban PSOE-PAR e IU y en el otro PP y CHA, que manifestaban su voluntad de iniciar acciones de movilización social. Bizen Fuster, presidente de CHA, opinaba que el resultado es "decepcionante y pobre".

Comentarios