Empate del Forcusa Huesca en Gijón que sabe a poco

Con la miel en los labios se quedaron los oscenses cuando finalizó el encuentro con empate a 34 después de haber tenido en su mano la victoria en la pista del Grupo Sigarci. Un punto que sabe a poco en una pista a priori donde se debería haber ganado y ahora habrá que refrendarlo ante el Villa de Aranda en casa el domingo que viene.

La primera parte fue para olvidar con una mala defensa encajándose 19 goles y fue el ataque lo que salvó al equipo con los 15 marcados que hacía que al descanso se llegará con desventaja de cuatro goles. La defensa no se cerraba bien a los hombres peligrosos del Grupo lo que hizo que los locales se aprovecharan para ir por delante en el marcador.

Cambio la decoración en el segundo tiempo. Forcusa Huesca se centró más en defensa y la diferencia que tenían los asturianos se fue diluyendo hasta que se llegó al empate a 24. A partir de aquí, los de Sergio Bebhesko comenzaron a coger ventajas de uno y dos goles que parecían definitivas por la solvencia en el juego, aunque no se terminaba de romper el partido.

Se llegó a los instantes finales con un gol de ventaja y en ese momento llevaba el balón el Forcusa Huesca e incomprensiblemente los colegiados pitaron un pasivo al equipo oscense y le daban el balón a los asturianos con 30” para terminar. El equipo local lo aprovechó y marcó un penalti dudoso que significó el empate a 34. Pero eso no fue todo, Pistolesi y David Rodríguez vieron dos rojas directas en la misma jugada por lo que veremos que decide el comité de competición.

En definitiva, que los árbitros privaron al Forcusa Huesca de haberse llevado una victoria que merecían y por la que habían trabajado duro durante todo el partido por lo que había malestar en la expedición y Sergio Bebhesko indicaba a Radio Huesca Digital que el equipo al no tener nombre en la categoría no está siendo respetado por lo árbitros y que son varios partidos los que le han perjudicado.

Ahora habrá que recibir el domingo que viene a las 18 horas al Villa de Aranda en el Palacio de los Deportes. Un equipo que está en la parte alta y que será un duro hueso para los oscenses.

Comentarios