La importancia de Monzón en la Orden del Temple, protagonista en las Jornadas de CEHIMO

El historiador Francisco Castillón Cortada ha abierto las I Jornadas sobre la Orden del Temple en Monzón, organizadas por el Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio, CEHIMO. El historiador montisonense, que ha disertado sobre “La Encomienda Templaria de Monzón”, ha valorado positivamente la celebración de estas jornadas que permitirán conocer a fondo “la importante huella que dejó el orden del Temple en la zona”.

El historiador ha recordado que fue en 1143 cuando la Orden del Temple recibió el Castillo de Monzón con sus tierras y propiedades. Los templarios convirtieron Monzón en la principal casa de la Orden en la Corona, donde quedó centralizada la comandancia militar. Dada la importancia que adquirió Monzón, se llevaron a cabo importantes obras, ampliando el Castillo y la Catedral de Santa María, y las bases económicas experimentaron fuertes progresos, como indica Castillón Cortada.

El castillo de Monzón sufrió el sitio más largo que vivió la Orden junto con los ataques de los ejércitos de Jaime II. Cayó en marzo del 1309, tras una fuerte resistencia, siendo el último reducto templario de la Corona de Aragón. Como señala el historiador montisonense, fue un final “muy tétrico”.

Francisco Castillón Cortada es autor de diez publicaciones, entre ellos “El Castillo de Monzón”; y de más de cien trabajos de investigación. El historiador considera que los Templarios “es un tema de moda”, protagonista de novelas históricas, que en ocasiones están poco documentadas.

Las Jornadas continúan este jueves con Joan Fuguet, Profesor de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Catalunya, y la ponencia “Introducción a la arquitectura de la Orden del Temple en la Corona de Aragón”. El viernes la ponente será Ana Isabel Lapeña Paúl, Profesora de la Universidad de Zaragoza que hablará sobre “La Orden del Temple en Aragón”.

El sábado, y como final de las jornadas, está programada una excursión con visitas a Chalamera, Tortosa, Miravet y Gandesa.

Comentarios