Titiriteros y Palestina

Cristina Pérez Diego

Llegaron y, enseguida, supieron de qué lado ponerse. Paco Paricio dice que cuando juegan con los crios al ratón y al gato, siempre les dicen a los chavales que tienen que ponerse del lado de uno de los dos. Los Titiriteros se pusieron al lado de los palestinos, porque hasta esas tierras viajaron hace unos días llevando todas las sensaciones que a lo largo de tantos años, han ido llenando en esa profesión magnífica.

No fue fácil llegar, no fue fácil que gentes de bien como ellos que solo llevan risas y reflexiones en sus maletas, tuvieran que pasar controles bajo la luz de las metralletas; no fue fácil ver las caras de un público acostumbrado a tanto dolor esperando que los Titiriteros de Binéfar, les aportaran algo diferente a lo de todos los dias, les aportaran un poco de paz.

De entrada, felicitaciones a este grupo por tantos años, por tantas visiones compartidas con tanta gente desde el estrado de su magisterio. Gracias por enseñarnos que los cascos azules los llevan también las gentes del mundo del teatro, de la cultura y de la infancia.

Han vuelto con el corazón un poquitín estrujado y seguramente que nos lo contarán algún dia desde su particular escenario. Esa otra visión que nunca han recogido las cámaras de los periodistas y que, ellos han sido capaces de traerse, porque son mensajes que envian los corazones de los niños a sus particulares álter ego, en este caso a quienes en ese momento eran sus iguales: los Titiriteros.

De Palestina a Sevilla, Tamarite, Zaragoza...y en navidades en Huesca. Se meten el mundo en un hatillo y, luego, lo despliegan y se lo cuentan al mundo.

Gracias

Comentarios