150 mujeres de toda la provincia se benefician de los cursos laborales organizados por AFAMMER

Diez municipios de las tres provincias aragonesas se han beneficiado de los cursos de formación organizados en 2006 por la Asociación Aragonesa de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER Aragón) y que cuentan con subvenciones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y del Fondo Social Europeo.

En ellos han participado un total de 150 mujeres del medio rural con el objetivo de obtener una formación y una mayor cualificación que les permita incorporarse al mercado laboral o mejorar su empleo.

Broto, Barbastro, Albalate de Cinca y Sariñena, en la provincia de Huesca son los que han intervenido en la provincia de Huesca.

Estas actividades formativas gozan de una gran aceptación en el medio rural, ya que dotan a las participantes de los conocimientos necesarios, en cada una de las áreas impartidas, para acceder al mercado laboral. Algunas de ellas también se han abierto a mujeres trabajadoras con el objetivo de dotarlas de una mayor cualificación.

Para AFAMMER, el que una mujer pueda acceder a un empleo en el medio rural es un hecho doblemente importante, ya que fija la población y evita el éxodo rural en un territorio herido por la acusada despoblación, la masculinización, el sobreenvejecimiento y la baja natalidad.

LOS CURSOS IMPARTIDOS

La elección de la temática de estos cursos para cada municipio se analiza minuciosamente, pues tiene en cuenta las oportunidades y la experiencia de la población rural en determinados ámbitos y sectores.

Así, en Broto se ha celebrado el curso “Diversificación de la economía rural: el turismo de montaña”. En Barbastro se ha impartido “Buenas prácticas agrarias: poda y cuidados de viñedos”, mientras que Albalate de Cinca ha preparado a sus alumnas para la “Producción, transformación y comercialización de productos hortícolas”. Sariñena, por su parte, se ha centrado en “Animador sociocultural para la tercera edad”.

La presidenta de AFAMMER Aragón, Anabel Lasheras, califica de éxito este programa formativo e insiste en que “las inquietudes y demandas de las mujeres nos hacen pensar que estos planes formativos son insuficientes, ya que a Aragón, al estar fuera de objetivo, llegan menos cursos que a otras comunidades autónomas, cuando precisamente éste es un territorio, donde hacen falta programas formativos que ayuden a desarrollar el potencial de Aragón”.

AFAMMER Aragón valora el afán de superación de las mujeres en el medio rural, el interés y la ilusión que ponen en estos cursos. De hecho, en torno al 20 por ciento de ellas encuentran trabajo nada más terminar los mismos. Otro porcentaje de alumnas similar estudia la posibilidad, en solitario o con otras compañeras, de crear su propio negocio, especialmente en el área de transformación y comercialización de productos autóctonos o en el turismo rural.

Asimismo, AFAMMER destaca la gran aceptación que tienen estos cursos en el medio rural. Las desempleadas se inclinan por los que forman a animadores socioculturales y los que proporcionan los conocimientos necesarios para gestionar una empresa de turismo rural. Los de mayor éxito también entre las trabajadoras son los de ofimática e Internet.

Comentarios