Tres muertos en las carreteras altoaragonesas en las últimas horas

Las carreteras de la provincia de Huesca están dejando, hasta el momento, un trágico fin de semana con la muerte de tres personas en dos accidentes de tráfico desde la tarde del viernes y hasta el momento.

El suceso más importante sucedía en la madrugada de este sábado cuando a las 6 horas se salía de la autovía Huesca –Zaragoza, a la altura de Almudévar, una furgoneta que caía por un desnivel y posteriormente se incendiaba provocando la muerte de sus dos ocupantes. Las labores se centran en estos momentos en la identificación de los cadáveres que quedaban en mal estado.

En la tarde del viernes, fallecía también P.R.T de 79 años y vecino de Pont de Suert tras una colisión entre dos vehículos en la N-230 en el término municipal de Benabarre. El fallecido, ocupaba la parte trasera del vehículo, resultado el resto de ocupantes del los coches ilesos.

A estos, hay que añadir nuevos sucesos. Se producía otro accidente de circulación este sábado, en la A-131, dentro del término municipal de Fraga, al salirse de la vía un turismo conducido por un joven de 22 años vecino de Fraga que sufría heridas de carácter grave. Además, otro accidente tenía lugar en la carretera A-230, en el término de Sariñena. Dos personas resultaban heridas de carácter leve al salirse de la vía y volcar el turismo en el que circulaban.

Desde la Jefatura Provincial de Trafico se nos señalan varios puntos en los que hay que conducir con precaución debido a las malas condiciones climatológicas, principalmente por densa niebla: La AP2 y la N-II en Fraga, en la A-23 entre Almudévar y Nueno y la N-240

Comentarios