Preocupación entre el profesorado por la conflictividad en las aulas

Los sindicatos de profesores han empezado a mostrar su preocupación por los últimos casos de violencia en las aulas. Este martes, se han presentado en Huesca dos de las siete candidaturas que compiten las elecciones del próximo 30 de noviembre para la Junta de Personal Docente no Universitario. Las dos contienen propuestas dirigidas a paliar los conflictos en las aulas.

CSI-CSIF, sindicato mayoritario en Aragón en este sector, ha presentado una campaña electoral basada en exigir a la administración educativa que ataje los problemas de "baja conflictividad" y que no actúe sólo en los casos más graves.

Por su parte, el sindicato ANPE ha puesto en marcha un número de teléfono para atender las llamadas de profesores con problemas. El 91 522 08 27 es un número gratuito, disponible 24 horas al día, que ya ha cosechado muy buenos resultados en otras comunidades españolas prestando apoyo a docentes que acuden a este servicio para encontrar soporte, tanto psicológico como judicial, frente a las difíciles situaciones que se viven en el día a día de los centros escolares.

Las cifras que se extraen de estas llamadas hablan alto y claro de la grave situación del profesorado: el 80% de los docentes se siente impotente porque no puede dar clase, el 20% de las llamadas recibidas denuncian agresiones psicológicas, y el 9% ha vivido agresiones físicas. La mayor parte de las llamadas corresponden a profesorado de secundaria; un sector que se lleva la palma como el más problemático, puesto que motiva el 60% de las llamadas. El sector de profesorado infantil, autor del 30% de las llamadas, no tiene queja del alumnado, sino de los padres o familiares de los niños.

ELECCIONES A LA JUNTA DE PERSONAL DOCENTE

En Huesca, 2.938 electores están convocados a elegir a los 23 miembros electos que forman parte de la Junta de Personal, el órgano donde la administración autonómica y los representantes de los trabajadores negocian los temas escolares.

Además de atajar la conflictividad, CSI-CSIF apuesta por la autonomía en los centros (incluso con adaptación del calendario escolar, horarios diferentes para profesores y alumnos...), un nuevo Estatuto de la Función Pública docente y una Ley Educativa de Aragón que apoye a la escuela pública, la diversidad y reconozca la profesión docente.

El sindicato Independiente ANPE reivindica la defensa de la escuela pública, la instauración de jornada continua y la atención a la diversidad que existe en los centros actualmente. Además, reclaman un protocolo de actuación para casos de violencia en las aulas.

En total, se han presentado siete candidaturas: CSI-CSIF (Confederación de Sindicatos Independientes y Sindical de Funcionarios), FETE-UGT, STEA (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Aragón), ANPE (Asociación Nacional de Profesores del Estado), CC.OO., CGT y APS (Asociación de Profesores de Secundaria).

Comentarios