Las estaciones aragonesas siguen esperando la nieve

2004030404 estación.jpg

Este año esta descartado que puedan abrir las estaciones aragonesas en este mes de noviembre. En los últimos años, las nevadas de noviembre, han permitido poner en marcha de forma parcial algunas pistas y remontes. La nieve que ha caído en las últimas horas en el Pirineo ha sido de sur, casi inapreciable y por encima de los 2.200 metros. En la predicción a 5 días vista NO aparece la nieve . El sector, que continua la promoción por España, este fin de semana con Nivalia Ski Show en Barcelona,se juega más de un 30% de la temporada en el puente de la Constitución-Inmaculada. Cada vez se hace más imprescindible que lleguen nevadas a final de noviembre para garantizar la apertura que es cuando más ganas de esquiar hay entre los aficionados.

Hace unos años, abrir en navidades, ya se consideraba que la temporada cumplía su ciclo. Luego con los fines de semana de enero y febrero y con la Semana Santa se llegaba a 70 días de temporada. Ahora no. El puente de diciembre con la Inamaculada y la Constitución ha desplazado a la Semana Santa en importancia. Tener nieve en noviembre que garantice la pusta en marcha de remontes y pistas en los primeros días de diciembre supone “poner en marcha toda la maquinaria de ventas de abonos, equipos, reservas y ventas”.

Cada día que pasa de diciembre sin abrir “ es un notable pinchazo” indican los responsables del sector.

Aragón pone a disposición de los clientes un dominio de más de 300 kilómetros esquiables. Esta temporada el reto es superar el millón y medio de esquiadores que suele recibir las 7 estaciones de alpino y las de fondo.. Para esta temporada, las inversiones realizadas en nuevos remontes, modernización y servicios rondan los 45 millones de euros. Uno de los acuerdos más destacados es la unión comercial de Aramón-Astún- Candanchú para ofertar el abono “7 estaciones”

Formgial ha invertido 33 millones que se han destinado a la instalación de tres nuevos telesillas -uno de ellos, de ocho plazas, único en España-, la ampliación de la red de innivación artificial y la creación de diez nuevas pistas en la zona del Portalet.

Aramón ha gastado en sus cinco estaciones 43,4 millones de euros: los 33 de Formigal, 6,8 en Cerler, 1,8 en Panticosa y 1,8 en Javalambre y Valdelinares. Astún ha invertido este año un millón de euros y Candanchú no ha dado cifras pero ha anunciado varias mejoras con nuevas pistas para debutantes, remodelaciones en el fondo y otras mejoras.

Comentarios