Criticas del PP a la política turística de Huesca

Recientemente, el presidente del Patronato Municipal de Turismo, Juan Antonio Hernández, ofreció, indica el PP, un resumen de la encuesta realizada por el Ayuntamiento entre los turistas que visitaron la ciudad durante el verano. Se realizó un muestreo entre un total de 1.000 visitantes, que se pronunciaban sobre distintos aspectos de Huesca.

Ahora, el PP, tras analizar el contenido de la encuesta, desmiente “un tono triunfalista —en palabras del concejal popular Jorge Escario—que tiene muy poco que ver con la realidad”.

Frente a las declaraciones de Hernández, los datos extrapolados desvelan que, en lo que llevamos de año, Huesca ha perdido 1.500 turistas en relación con 2005, “extremo —señala Escario— que se ocultó deliberadamente a la opinión pública”. La encuesta, por otra parte, recoge las mejoras sugeridas por los turistas. “Una por una, los visitantes de Huesca confirman todas las carencias denunciadas hasta ahora por el Partido Popular. En la encuesta se señala expresamente que el turismo que visita la ciudad se queja de la mala limpieza, del estado de las fachadas y las calles, de la ausencia de arbolado y zonas verdes en el casco histórico y de la deficiente señalización de los destinos turísticos. Se manifiesta, además, el descontento por el transporte entre la capital y el resto de la provincia”.

El 20 % de los encuestados afirma no haber recibido suficiente información en su visita a la Oficina del Patronato. Sólo el 16 % de los turistas hicieron uso del llamado Bus Turístico. Para Escario “son cifras que, en general, deberían llevar a una reflexión profunda sobre el modelo turístico oscense”.

La encuesta señala que apenas el 5% de los turistas llegó a Huesca en tren. El 40 % de los visitantes no pernoctó en la ciudad, y quienes lo hicieron sólo estuvieron alojados dos noches, como media, en los establecimientos hosteleros de la ciudad.

“El Partido Popular —concluye Escario— lleva años ofreciendo alternativas que respondan de una vez por todas al potencial turístico de la ciudad. Mientras no se aborde el centro de la ciudad en un plan global, mientras las áreas de Urbanismo y de Medio Ambiente trabajen en direcciones distintas, no alcanzaremos jamás el nivel de destino turístico que Huesca merece. Hernández silenció las conclusiones más evidentes de la encuesta porque, sencillamente, confirman su fracaso. No hay criterios sólidos de promoción exterior y, cuando el turista llega a Huesca, la ciudad le recibe con fachadas deterioradas, un casco viejo en pésimo estado y una sensación general de dejadez que ha vuelto a quedar documentada”.

Comentarios