En el Espacio Natural de Multiaventura de Biescas se asegura la continuidad de los grupos locales de desarrollo

Adecuara y la Asociación Desarrollo Natural Tierra de Biescas han inaugurado el nuevo Espacio Natural de Multiaventura en torno al río Gállego y Santa Elena, que ha contado con la presencia del Jefe de Servicio de Programas Europeos del departamento aragonés de Agricultura, Miguel Valls, quién en declaraciones a Radio Huesca Digital ha destacado que “al finalizar el programa europeo de ayudas PRODER, desde el Gobierno de Aragón se considera necesario el mantener los 20 grupos de Acción Local que han creado una estructura entre diversos colectivos y administraciones, aunque desde Europa se presentan recortes se podrá llevar a cabo con el programa Laeder”.

La presidenta de Adecuara, Lourdes Arruebo, ha resaltado que “se asegure la continuidad de los mismos, aunque para completar el recorte económico europeo se deberá contar con la intervención de los departamentos de Agricultura de los gobiernos de Aragón y el Central”.

Con relación a esta nueva oferta de ocio al aire libre en el Alto Gállego, ha manifestado que“ este es un espacio natural de multiaventura impulsado por la Asociación Tierra de Biescas, integrada por empresas de aventura, a través del programa Proder, recientemente finalizado y que ha gestionado Adecuara. Recuperando una parte de este territorio con una inversión que no ha llegado a los treinta mil euros”

El circuito comienza en el deshabitado núcleo de Polituara, perteneciente al municipio de Biescas y ubicado junto al pantano de Búbal. En este pueblo, a través de senderos y paneles, se da a conocer su pasado, sus historias y leyendas y las nuevas opciones de futuro que están surgiendo en núcleos similares gracias a su reconstrucción. Se abandona Polituara cruzando el río Gállego a través de un puente tibetano, que se ha reconstruido, y se continúa por un sendero interpretativo sobre la botánica de la zona y el paisaje. El trayecto finaliza bajo la vía ferrata de Santa Elena que se ha reforzado con motivo de la creación de este espacio. A esto se ha unido el habilitar un mirador en Santa Elena y se ha acondicionado el acceso a la cueva de la cascada, ubicada en la parte inferior de la pradera.

Comentarios