Consejos prácticos de la Unión de Consumidores para comprar en Navidad

La Unión de Consumidores de Aragón da unos consejos prácticos a tener en cuenta en Navidad.

1. Antes de comprar:

Hacer una previsión general de gastos en función de su presupuesto, y procurar no excederse de sus posibilidades.

Comparar precios en diferentes establecimientos: hiper, super y tiendas.

Preparar menús alternativos, tener en cuenta que los productos típicos son los que sufren un mayor incremento.

Evitar comprar en los días más conflictivos como vísperas de festivos; resultará más cómodo e incluso más económico.

2. Durante la compra:

No confiar a ciegas en las marcas publicitadas, ya que su popularidad no significa que sean necesariamente mejores.

Leer atentamente las etiquetas de los productos que adquiera, rechazar sistemáticamente los productos que no estén identificados, y poner máxima atención a la fecha de caducidad.

Exigir siempre y conservar el ticket de compra o factura, ya que es el documento básico si tiene que realizar una reclamación.

Sea reticente a las "ofertas-gancho" que a menudo conducen a un mayor gasto. Elija sólo los productos más interesantes en cada caso.

No dejarse llevar por las prisas, por los eslóganes publicitarios ni por la euforia propia de estas fiestas.

Trate de comprar en establecimientos autorizados que le ofrezcan garantías sanitarias y compruebe que los alimentos que necesitan conservación en frío están expuestos en vitrinas o expositores frigoríficos.

En las compras a distancia, por ejemplo a través de Internet, hemos de tener en cuenta los plazos de entrega para no recibir los artículos demasiado tarde, y también los plazos de devolución de los mismos.

3. Después de comprar:

Si tras la compra surge algún problema, solicite la hoja de reclamaciones, obligatoria en todos los establecimientos, y posteriormente remítala a los servicios de inspección del Gobierno de Aragón. Si dicha reclamación no prospera, plantee la queja oportuna en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) o en cualquier asociación de consumidores.

Asegúrese de conservar correctamente los alimentos en el frigorífico, en caso de requerir este tipo de conservación; y tenga un especial cuidado con productos perecederos, como el marisco y el pescado fresco. Los pescados frescos no deben almacenarse más de tres días y los mariscos, más de dos. Si opta por mantenerlos congelados, asegúrese de que no se interrumpa la congelación. A la hora de descongelarlo debe dejarse el producto a temperatura ambiente y no acelerar el proceso, para que recupere todas sus propiedades.

4. Otros Consejos:

Si decide viajar, recuerde que la publicidad sirve como cláusula contractual.

Máxima precaución con las fiestas privadas, asegúrese que reúnen las condiciones mínimas de seguridad.

Comentarios