Cartas al Director: Viviendas en Círculo Católico

Mª Ángeles Nadal

Adjudicataria de una vivienda en la promoción Círculo Católico

Menuda sorpresa cuando leo que el Sr. Elboj ha decidido dejar abierta la plaza del Círculo Católico tras haber hablado tan sólo con una de las partes interesadas, la Asociación de Vecinos del Casco cuando, unos días antes, el primero era partidario del cierre "por motivos de seguridad" (motivo bastante importante), y la citada asociación decía no tener una postura clara. A mi juicio, a los que nos afectará directamente lo que suceda en esa

plaza, será a los que vivamos en el interior de la misma, pero los únicos consultados por el momento han sido otros. Conste que he contactado con el ayuntamiento vía e-mail exponiendo mi opinión e interesándome por la forma en que se nos iba a escuchar a todos. Hasta ahora, no he tenido respuesta.

Dicen que la decisión es provisional y que, cuando las nuevas viviendas empiecen a ser habitadas, se volverá a dialogar. A mi entender, sólo ha querido evitar algunas de las críticas que le estaban lloviendo en estos días en que ya se avistan las elecciones, a costa de comprometer esa seguridad a la que aludía días antes. Sinceramente, no confío en que la situación cambie dentro de unos meses. Lo peor de la cuestión es que, desde

que terminen las obras hasta que se entreguen las viviendas a los adjudicatarios van a pasar un largo tiempo durante el cual la plaza deshabitada quedará totalmente desprotegida al servicio de los que actúan con total falta de civismo. Curiosamente, es en lo único que estábamos todos de acuerdo en un encuentro casual que vivimos hace sólo unos días, con vecinos de la zona, en la calle Santos Justo y Pastor; era de sentido común, la plaza debía permanecer cerrada hasta la entrega de las viviendas, y después se dialogaría. No olvidemos que durante las obras, con todo bien vallado, todas las noches se queda un vigilante con un  perro... por algo será.

Debo decir que, personalmente, estoy a favor del cierre y, en última instancia, siempre sería mejor que la pudieran disfrutar "unos pocos" (50 familias) a que nadie pueda hacerlo porque los que se comportan de una forma muy poco cívica lo impidan.

Por cierto, en cuanto a la solución que propuso la Asociación para los bajos situados a ras de suelo, si yo viviera en uno de ellos me haría poca gracia que lo único que viera por la ventana, a pocos cm., fuera una valla. Mejor que no ofrezcan soluciones así. Tengan por seguro que, si no se cierra la plaza, la venta de esos bajos va para largo.

Por último, me gustaría señalar que no creo que la seguridad sea un problema exclusivo de unas zonas u otras, si no que los es de todas y de la mayoría de poblaciones. Lo más lamentable es que tengamos que poner vallas para intentar proteger una plaza y unos edificios y, más aún, que con eso no sea suficiente.

Comentarios