Cerca de 900 alumnos reciben enseñanzas musicales en el Alto Aragón

2002111919 conservatorio musica.JPG

Se celebra este miércoles la festividad de Santa Cecilia, la Patrona de la Música. En la provincia de Huesca, son tres los centros públicos que ofrecen enseñanzas musicales: el Conservatorio de Música de la propia ciudad de Huesca, el de Monzón y el de Sabiñánigo. En total son casi 900, 870 más concretamente, los alumnos que cursan estos estudios; de ellos, 425 lo hacen este año en la capital oscense. Un número que sigue subiendo año tras año.

Audio sin título

En el último año, se ha invertido una partida de 60.000 euros para dar solución al problema de goteras y humedades que sufría el edificio del Conservatorio de la capital oscense. Hasta el momento se ha actuado en la cubierta y los baños; faltan los pasillos y el salón de actos.

En el Conservatorio de Música de Huesca, los alumnos pueden cursar el grado elemental y el grado medio. Acordeón, arpa, canto, clarinete, clave… y así hasta 19 especialidades son las que imparte el Conservatorio de Música de Huesca. Los instrumentos que más interés despiertan siguen siendo los tradicionales: guitarra, pianoy violín. Son en total 19 especialidades en grado elemental y 20 en grado superior.

Para cursar el grado superior es necesario desplazarse al Conservatorio Superior de Música de Aragón, en Zaragoza. Cada año son más los jóvenes que deciden iniciarse en las enseñanzas musicales. Lo que para muchos comienza siendo hoy un hobby, se convierte con el paso de los años en una profesión muy vocacional.

Clases de lenguaje musical, armonía, orquesta, música de cámara completan la formación de los jóvenes talentos musicales de nuestra provincia. Además de en Huesca, los Conservatorios de Monzón y Sabiñánigo también ofrecen la posibilidad de cursar enseñanzas musicales. Más de 800 personas aprenden en la provincia el placer de las artes musicales.

Hace unos días, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, inauguraba el Auditorio La Colina de Sabiñánigo, que es un claro ejemplo de la decidida apuesta del Gobierno autonómico por la enseñanza artísticas y en particular la Música.

Lo que se ve ahora es el producto de varios años de esfuerzo y legislación. En marzo de 2003, las Cortes de Aragón aprobaron una ley que serviría de modelo para el resto de las Comunidades Autónomas: es la ley de enseñanzas artísticas superiores. Ahora, este año se inaugura con más de 330 alumnos matriculados, el Conservatorio Superior de Música de Aragón, situado en Zaragoza. En todo Aragón se han contabilizado para este curso académico más de 2200 alumnos en los conservatorios profesionales.

Monzón y su antiguo Convento de San Francisco, fundado por el Santo en el Siglo XIII es otra imagen de esta apuesta del Gobierno de Aragón por la enseñanza musical. Hace ya tres años que los vecinos de Monzón puede acudir a este conservatorio profesional. Este año, más de 250 alumnos reciben clases de Acordeón, canto o Fagot, entre otras especialidades musicales.

En Huesca, casi se llega a duplicar el número de alumnos en el conservatorio. Este año se ha alcanzado la cifra de 420.

Comentarios