El PAR pide más carreras para el campus de Huesca

El Partido Aragonés ha reaccionado ante la publicación de las cifras oficiales de alumnos matriculados en los diversos centros de la Universidad de Zaragoza y ha manifestado que “la pérdida de alumnos universitarios en Huesca demuestra que nuestro ‘campus’ necesita una permanente reivindicación de más estudios y carreras. En lugar de crecer, como todos queremos, continúa un declive imparable en el aspecto más determinante para generar dinamismo en la ciudad, es decir los estudiantes que acogemos, y esto depende en buena medida del atractivo y numero de las titulaciones, que eviten además la emigración de jóvenes”.

Al respecto, el portavoz en el Ayuntamiento, Fernando Lafuente, ha querido matizar la justificación de ese descenso por parte de la propia Universidad de Zaragoza que ha aludido a razones demográficas. “Es una verdad relativa -ha explicado-, porque existen al menos tres datos contundentes que la contradicen. Por un lado, en los propios documentos de la Universidad de Zaragoza consta que a lo largo de los últimos diez cursos, el ‘campus’ de Teruel ha logrado mantener el mismo número de alumnos, con ligeras oscilaciones en torno a los 1.500 estudiantes, mientras que en Huesca, hemos pasado de más de 4.000 alumnos en los cursos 1996-97 y 1997-98 a los escasos 2.700 actuales. Está claro que no sólo la demografía influye y el segundo dato lo ratifica. Las universidades que, a pesar del descenso de la población juvenil en toda España, lograron aumentar su alumnado el pasado año son, además de las nuevas, precisamente aquellas que llevan a cabo una convincente descentralización como la Universidad de Extremadura o la Universidad de Castilla-La Mancha, que llevan el nombre de sus comunidades. Nosotros, aún respetando la denominación histórica de Universidad de Zaragoza, en absoluto podemos percibirla como la ‘Universidad de Aragón’ que sería necesaria. Finalmente, en el Alto Aragón somos el 20 por ciento de los aragoneses pero sólo tenemos el 8 por ciento de los alumnos de esta Universidad. ¿Centralismo? No, qué va. Sólo datos”.

El portavoz del PAR ha recordado que “justamente en este tiempo, la ciudad y el Ayuntamiento han sido muy generosos con la Universidad, con inversiones como la compra y cesión del antiguo Seminario y como todo el magno plan del entorno de la antigua residencia de niños, ahora en ejecución. Sus instalaciones quedarán muy bonitas por fuera pero a este paso, cada vez están más vacías por dentro. Además de que la Universidad de Zaragoza ha acumulado retraso tras retraso en su plan de infraestructuras, a la vez, ha fijado un nuevo mapa de titulaciones que es injusto con Huesca”.

“En esos aspectos -añade-, Elboj ha tenido una actitud y ha tomado decisiones que evidentemente no pueden ser compartidas en absoluto. Primero, incumplió el mandato unánime del Pleno municipal propuesto por el PAR y no defendió los intereses de Huesca en las nuevas carreras, aceptando un mapa muy tacaño con el ‘campus’ oscense y que él mismo votó a favor en el Consejo Social. Ahora vemos los resultados. Después, paradójicamente, impuso y está efectuando una donación tras otra a la Universidad, donde lo mismo se regala un campo de fútbol que un aparcamiento subterráneo. Una cosa es ceder terrenos o inmuebles para su adecuación o uso, y otra entregar directamente obras ya hechas por valor de más de mil millones de pesetas. En esa línea, no hace más que mostrarse encantado en cada visita de dirigentes universitarios y no se le ha escuchado ni una sola reclamación. Un Alcalde oscense no puede ser tan complaciente y sumiso con la Universidad de Zaragoza, a la vista de la pérdida continua de alumnos, entre otras razones”.

Para Lafuente, “las perspectivas no son muy halagüeñas pero habrá oportunidades. El Rector ha reconocido que incluso las dos titulaciones que faltan por implantar en Huesca, es decir, Ciencias Ambientales y Ciencias Políticas, aparte de Odontología que ya ha iniciado sus clases, están en suspenso hasta que haya decisiones sobre el Espacio Europeo de Educación Superior. Sin embargo, hay que empezar ya a cambiar la actitud para que, llegado ese momento, Huesca se haga oír con fuerza y consigamos alterar el mapa de titulaciones, que puede y debe modificarse. Por otro lado, tenemos que despejar la reticencia y falta de compromiso de Elboj hacia la Universidad San Jorge, que decidió instalarse en Huesca sin pedir nada a cambio y frente a la negativa del Alcalde a establecer una línea de colaboración eficaz. Hay que implicar a ambas universidades con la construcción del mejor futuro para la ciudad, en el que pueden ser decisivas, pero eso no se consigue con la gestión de estos asuntos que ha aplicado E

Comentarios