Un conductor arroja una tasa de alcohol en sangre siete veces superior a la permitida

Parece ser que los conductores oscenses están olvidando el carné por puntos ya que este fin de semana se han producido varias detenciones por superar el índice de alcohol permitido en sangre.

La acción más espectacular la protagonizó el conductor de un vehículo al circular a grandes velocidades, incluso superando casi los 100 kilómetros por hora. Fue necesario una operación conjunta de la Policía Local y la Nacional para interceptarlo en la confluencia de la avenida de los Pirineos y Agustín de Carreras. El conductor que se negó a realizar la correspondiente prueba de alcoholemia, se tuvo que presentar ante el juez de guardia junto con las diligencias judiciales practicadas.

Un hombre de mediana edad fue detenido por conducir su vehículo de forma temería en la calle Pedro Arnal Cavero. Una vez que miembros de la policía Local de Huesca consiguieron pararlo, se le realizó la correspondiente prueba de alcoholemia que arrojó un resultado de 1,65 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, casi siete veces lo permitido por la ley.

En la madrugada del domingo, agentes de la unidad de atestados de la Policía Local de Huesca detenían también a un hombre de mediana edad en un control de alcoholemia rutinario al arrojar una tasa de 0,78 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Por otro lado, dentro del protocolo de control establecido por el ayuntamiento oscense, durante el fin de semana, la Policía Local de Huesca procedió a realizar un acta-denuncia a un establecimiento hostelero, por infringir la ley 3/2001, por expedir y permitir el consumo de alcohol a menores de edad en el interior del local. Igualmente se realizó otra acta-denuncia al superar otro establecimiento el nivel de ruidos permitido . Por último, otro establecimiento dedicado al ocio fue denunciado por infringir la ley 11/2005, al excederse del horario de cierre del local.

Comentarios