Sólo dos nuevos casos de SIDA en Huesca en 2006

El Departamento de Salud ha dado a conocer este miércoles datos que reflejan que el diagnóstico de nuevos casos de SIDA sigue bajando en Aragón: en el primer semestre de 2006 sólo se han detectado cuatro nuevos casos, dos en Zaragoza y dos en Huesca. Aún así, recuerda que, a pesar de esa tendencia favorable, es preciso continuar con la sensibilización social, especialmente entre la población más joven, sobre las medidas de protección frente a un posible contagio por VIH.

Según datos del Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, el diagnóstico de nuevos casos de SIDA en nuestra comunidad presenta una tendencia estable y recesiva. Desde 1985, y hasta el pasado 30 de junio, se han confirmado 1.367 casos de SIDA con residencia habitual en Aragón en el momento del diagnóstico (ya hayan sido declarados por ésta u otras comunidades). Durante el primer semestre de 2006 se han notificado cuatro nuevos casos, frente a los nueve que se registraron en el mismo periodo de 2005. De esos cuatro pacientes, dos residían en Huesca y otros dos en Zaragoza. En cuanto a los datos acumulados, 205 casos se han notificado en Huesca (esta provincia ha presentado la mayor tasa de incidencia en los últimos años), 97 en Teruel y 1.065 en Zaragoza.

A pesar de la mencionada tendencia descendente en el diagnóstico de nuevos casos, desde el Departamento de Salud y Consumo se recuerda que lo fundamental es evitar la aparición de nuevas infecciones, cuya magnitud es difícil de precisar desde los sistemas establecidos de vigilancia epidemiológica, pues los últimos datos indican que la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) continúa, muy especialmente por vía sexual. Ello implica que seguimos ante un problema de salud pública de primera magnitud, que hace preciso continuar con la labor de información, sobre todo a los más jóvenes, sobre los riesgos que entraña y la necesidad de adoptar medidas preventivas que impidan la expansión de esta enfermedad.

El uso de drogas por vía parenteral -UDVP- sigue siendo la categoría de transmisión más frecuente (56%), mientras que los casos atribuidos a transmisión heterosexual repiten en el segundo lugar (21,1%).

En cuanto a las defunciones, durante los seis primeros meses del año no se ha registrado ninguna muerte. En el global, el número de casos en los que se conoce el fallecimiento es de 557, lo que supone una tasa de letalidad del 40,7% de los enfermos diagnosticados en todos los años registrados.

A la vista de la evolución de esas cifras, los expertos consideran que a partir de 1997 se aprecia una disminución de diagnósticos, debido en gran medida, en los últimos años, a los nuevos tratamientos instaurados en fases precoces de la infección, que evitan la progresión hacia la enfermedad.

Los varones siguen siendo mayoría en el registro de casos, con el 77,5% del total de los acumulados. También se mantiene la tendencia respecto a la edad, ya que la mayoría de los diagnósticos continúa correspondiendo a personas de entre 25 y 39 años (casi el 68,1%), seguido del grupo de 40 a 59 años (19,7%).

Comentarios