Cartas al Director: La Huerta de Daniel Calasanz

Lorenzo Meler

Los Verdes-Huesca

Los Verdes-Huesca tenemos un proyecto y un plan para la Huerta de Calasanz como centro de enseñanza e investigación en Horticultura tradicional. Sí, porque Huesca fue hace unos años una ciudad de hortelanos y es necesario revitalizar esa edificadora y noble actividad y/u oficio. Es destacar el aspecto de formación de personas que tiene ese duro oficio. Se trata de una actividad muy completa que en casos como el de la vida de Daniel nos hace recordar al hombre del renacimiento que cultiva el cuerpo, la mente y el arte de forma proporcionada. Que vitalidad la de este joven Daniel con más de 90 años, que mente más lucida y que arte al escribir y vivir.

Cuanta gente se lanzo en su día a montar una huerta, y aún lo hace ahora, y no dispuso ni dispone actualmente de un centro de asesoramiento y enseñanza para hacerlo con más idea y sobretodo respetando más la naturaleza. Porque la horticultura oscense tuvo en Daniel, como en otros hortelanos famosos, un gran exponente y es preciso que su semilla vuelva a tierra y permita que crezca de nuevo este noble oficio, deporte, actividad... vida. Actualmente se demanda desde la sociedad actividades para el ocio que mantengan el cuerpo y la mente despiertos y una vida y alimentación más sana. Pues la actividad de la huerta lo tiene todo y es bueno que para cultivar una sociedad sana se intente extender esta actividad entre la gente de todas las edades pero principalmente ya desde la juventud.

La huerta de Daniel podría servir de escuela de reciclaje para los nuevos hortelanos para que empleen tratamientos más respetuosos con el medio ambiente y conserven las especies de hortaliza más típicas de nuestra comarca. También debe servir para crear profesionales en la comarca que impulsen el renacimiento y potenciación de la horticultura de calidad y más con el riego que podrá venir con Montearagón. Ver crecer las plantas, observar las consecuencias de tus descuidos, experimentar la responsabilidad del trabajo, seguir el paso de las estaciones, mostrar tu habilidad con los aperos, recoger el fruto de tu propio esfuerzo, son valores a promocionar entre nuestra juventud y en nuestra sociedad.

Sería muy importante integrar dentro de este proyecto a asociaciones oscenses de Agricultura Ecológica, pioneras en la promoción de la agricultura ecológica en Huesca y Aragón y a alguno de los últimos hortelanos en activo que aún quedan. La huerta deberá ser principalmente práctica y como alma del proyecto tiene que estar Daniel.

El Ayuntamiento dentro de su acción social podría incorporar la creación de pequeños huertos urbanos dirigidos a las personas con menos recursos y marginales como: parados, emigrantes, gitanos, gente joven con pocos recursos, pensionistas con recursos escasos, exdrogadictos,… El objetivo es que estos se formen en la huerta de Daniel y más adelante en estos terrenos puedan producir buena parte de sus alimentos, convenientemente asesorados, y encuentren en esta actividad una posibilidad más de socialización, formación ocupacional y recuperación de su autoestima…

Creemos que siempre se podrá dejar un espacio para vivero municipal siempre que sea operativo y los costes de producción justifiquen este uso, pero siempre quedará mucho espacio para desarrollar la futura escuela de horticultura. Desde aquí un fuerte abrazo para Daniel Calasanz, un auténtico benefactor de la ciudad de Huesca y para la juventud un ejemplo. Muchas gracias Daniel de parte de Los Verdes-Huesca.

Comentarios