El Centro Meteorológico ratifica “un noviembre muy cálido”

Cerrado el mes de noviembre de 2006, la temperatura media en los observatorios principales en funcionamiento de la demarcación del Centro Meteorológico del Ebro alcanza valores de 13,3º C en Zaragoza-Aeropuerto, 10,3º C en Teruel, 12,9º C en Logroño-Agoncillo y 12,5º C en Pamplona-Noáin. La temperatura media de Zaragoza está 3,3º por encima del valor normal para este mes para el periodo 1971-2000 (10,0º C), que además supera en cuatro décimas el registro más alto de la serie histórica, en noviembre de 1989 con 12,9º C. Estos datos, confirman lo apuntado hace unos días por Radio Huesca Digital en los que se indicaba que este otoño, la temperatura media se ha situado en la provincia de Huesca cercana a los 4 grados por encima de lo habitual

Algunos datos de Aragón son claros. En Huesca capital la temperatura media de lo que llevamos de mes es de 12,4 grados. La máxima ha rozado los 21 y la mínima los 5,7 En Jaca la temperatura media de octubre en Jaca ha superado los valores históricos y en noviembre llevamos el mismo camino.

Según los datos recogidos por el Instituto Pirenaico de Ecología, la temperatura media del pasado mes de octubre ha estado en Jaca 3,2º por encima de los valores medios históricos, situándose en 15,6º.

En el resto del Pirineo también las temperaturas han estado por encima de lo habitual En Sallen de Gallego no ha helado en todo el mes de octubre y la temperatura más baja fue de 3,4 grados

Teruel está 3,1º por encima del valor medio (7,2º C), a dos décimas de alcanzar el récord de 1983 (10,5º).

Logroño supera en 3,7º la media (9,2º C) y supera igualmente en ocho décimas el valor máximo registrado en noviembre de 1983 (12,1º).

Pamplona supera el valor normal (8,6º C) en 3,9º y bate el récord de 11,7º en noviembre de 1983 en ocho décimas.

Precipitaciones escasas

A pesar de las abundantes precipitaciones registradas en el área pirenaica y sus somontanos, los observatorios principales presentan importantes déficit de precipitación, con una cantidad mensual recogida para Logroño, Zaragoza y Teruel del orden de 12 mm para cada estación. Sólo Pamplona, con 35 mm alcanza una cantidad algo mayor. En todos estos casos, estamos en los quintiles seco o muy seco.

La precipitación recogida en Zaragoza queda muy lejos de los 30 mm de media. Ya se registraron noviembres secos o muy secos en 1990, 1992, 2001 y 2004, dentro de los quince últimos años.

Teruel, con una media de 22 mm en noviembre, presentó cantidades inferiores a los 12 mm en este mes en 1992, 1998, 2000, 2001 y 2004.

Logroño, con una media de 36 mm en noviembre, solamente tiene dos registros tan pobres como este en noviembre de 1992 y 1993, y hay que remontarse a 1981 y 1986 para encontrar cantidades inferiores a 7 mm en este mes.

En Pamplona, con una media de 80 mm, sólo los noviembres de 1981 y 1991 registraron cantidades inferiores a los 35 mm, lo que da una idea de la parquedad de este dato.

Ausencia de situaciones del noroeste

La causa de este mes tan cálido y poco lluvioso en la Cuenca del Ebro hay que buscarla en la persistencia de una situación de bajas presiones al oeste de las Islas Británicas y de altas presiones en la mitad meridional del continente europeo. Así, la circulación predominante ha sido del suroeste sobre la península, lo que ha dejado abundantes precipitaciones en la mitad occidental y escasas en la cuenca mediterránea, con la excepción del área pirenaica. Este flujo es el causante además de las altas temperaturas registradas, dada la práctica ausencia de situaciones de componente norte.

Comentarios