Tres cuadros de Vicente Berdusán vuelven a la Catedral de Huesca

El próximo viernes, la Catedral de Huesca volverá a acoger tres cuadros del pintor barroco Vicente Berdusán, tras haber sido mostrados en una exposición de la Diputación Provincial de Zaragoza. Se trata de dos obras, de grandes dimensiones, que muestran escenas de la vida del obispo de Tours, y cuyo emplazamiento final será la capilla de San Martín. El tercer cuadro, titulado "El dulce nombre de Jesús", se ha dispuesto junto al acceso al Museo Diocesano.

Dos de los cuadros prestados para esta exposición han sido restaurados por la Diputación Provincial de Zaragoza, tal y como se especificaba en las cláusulas del préstamo. En los últimos tiempos se prestan más cuadros y otros objetos de la diócesis de Huesca, siempre con la condición de que haya una restauración.Otro de los grandes cuadros, ya fue restaurado hace unos años por el propio Obispado de Huesca. "La adoración del dulce nombre de Jesús" representa al Espíruto Santo con figura humana. Los otros dos, falsos trípticos, y que se encontraban en la capilla de San Martín, representan escenas de la vida de San Martín de Tours. Uno sobre la Caridad de San Martín y otro sobre el Tránsito o la muerte del santo.

Los dos lienzos de la capilla de San Martín, miden unos 6 metros de largo cada uno. Fueron descolgados en 1968, cuando se llevaron a cabo obras de restauración en la Catedral de Huesca. Desde entonces, no se habían vuelto a colgar. Este viernes se intentará de nuevo, porque este lunes, la empresa Queroche fue a hacerlo y no pudo, ya que existe un capital con el que chocaban los cuadros. Este viernes se volverá a intentar, intercambiando la posición de los dos trípticos.

Comentarios