El centro "Joaquín Costa" de Barbastro cuenta con sala de estimulación multisensorial y relajación

“ATADES Huesca” busca las últimas tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual, y, por este motivo, ha creado, recientemente, una serie de aulas de estimulación sensorial en el mencionado centro barbastrense, y en el “Reina Sofía” de Monzón.

 “Atades Huesca” investiga y busca, de manera continua, técnicas y métodos para mejorar la calidad de vida de los discapacitados intelectuales. De esta manera, la entidad se planteó cómo mejorar dicha calidad en el caso de las personas que se encuentran gravemente afectadas por esta dolencia, con objeto de prestarles una mayor atención, que se sientan mejor y que puedan desarrollar sus capacidades.

 

De esta forma, las salas de estimulación pretenden crear un espacio cuyo objetivo primordial sea trabajar los sentidos de una manera diferente, a través de una tecnología que facilita al usuario el ver, sentir, tocar, entender, probar y crear. Se pretende liberar la experiencia sensorial, buscar la satisfacción, el placer y el descanso, y respetar la motivación y el ritmo de la persona aprovechando un entorno tranquilo, calmado y libre de perturbaciones externas.

El objetivo principal del espacio multisensorial es aprender a “reencontrar” a la persona discapacitada para intentar establecer con ella un relación, ya sea o no verbal. Según Atades, la experiencia personal es lo único que importa y lo que lleva a expresar emociones contenidas y a potenciar procesos que de otra forma serían más lentos y costosos.

 

Con estos servicios Atades Huesca continúa en sus objetivos fundamentales de promover, fomentar y apoyar todo tipo de acciones encaminadas a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, en la ciudad y provincia de Huesca en todos los aspectos: vivienda, empleo, salud, formación, formación, ocio y deporte, y autonomía personal y social, entre otros.

Comentarios