Ya están colgados, en la Catedral, los cuadros de Vicente Berdusán

20021207catedral.jpg

Los dos cuadros, de grandes dimensiones, del pintor barroco Vicente Berdusán, cuelgan ya desde última hora de la tarde de este viernes, de las paredes de la capilla de San Martín, en la catedral de Huesca, a ambos lados del retablo de San Martín. Regresaban esta semana de una exposición que, sobre el pintor aragonés, tenía lugar en la Diputación Provincial de Zaragoza, habiendo sido restaurado uno de ellos, y los responsables diocesanos decidieron que volviesen al lugar del que fueron descolgados hace casi 40 años, con motivo de unas obras que se realizaron en la seo oscense.

Audio sin título

Sin embargo, cuando iban a colgarlos, el pasado martes, se encontraron con algunos problemas, ya que los marcos de ambos cuadros, chocaban contra unos capiteles de las paredes. La operación se suspendió hasta este viernes. Finalmente, los dos falsos trípticos se bajaron unos 20 centímetros, y se decidió quitar las sujecciones que se habían hecho. Los cuadros, por fin, lucen en su lugar.

Recordemos que se trata de dos cuadros sobre la vida de San Martín de Tours, a quien está dedicada la capilla en la que se han vuelto a colocar. Uno de ellos trata sobre la Caridad de San Martín, y el otro sobre su Tránsito o muerte. A sus lados se encuentran pintados, en uno de ellos los patronos de Huesca, San Lorenzo y San Vicente, y en el otro, San Juan Evangelista y María Magdalena, que coinciden con los nombres de los dos miembros de la familia de los Condes de Atarés, que fueron los patrocinadores o comitentes de la capilla. Miden casi 6 metros de largo por 2,95 m. de alto.

Además, en la exposición de Zaragoza también tomó parte otro cuadro de Berdusán, "La adoración del dulce nombre de Jesús", de menores dimensiones, que ya quedó colgado en el transepto de la Catedral. Este cuadro también fue restaurado, gracias al convenio de la Diócesis, por el que el préstamo de cuadros o enseres del patrimonio diocesano conlleva la restauración de ésa u otras piezas.

Comentarios