La jornada infantil de pesca en Arguis fue todo un éxito

El sábado tuvo lugar en el coto deportivo escuela del embalse de Arguis la reapertura del citado escenario para la pesca, con una jornada especial que la Delegación Provincial de la Federación Aragonesa de Pesca y Casting en Huesca en colaboración con la CAI habían preparado dedicada a los niños/as hasta catorce años que quisieran subir a pescar. Se puede decir que el objetivo de la misma quedo totalmente cumplido pues fueron mas de veinticinco los jovencísimos pescadores que practicaron en las orillas del embalse.

La jornada estaba prevista comenzara a partir de las diez horas, pero a las nueve ya eran bastantes los niños de Huesca, Sabiñánigo, Zaragoza… que acompañados por padres, abuelos o familiares se encontraban a las puertas del bar La Foz, centro de expedición de los permisos del coto, para recoger su ticket gratuito e ir a pescar. Puntualmente el Delegado Provincial Ángel Cetina, que se encontraba acompañado por miembros de su Junta Directiva y algunos monitores, repartió los permisos y se dieron a continuación a los jóvenes pescadores las normas que debían cumplir y donde podían pescar dentro de los límites del coto.Se eligió la zona frente al Capri y Hospedería como la más idónea y en donde mejor se podía controlar, ayudar y aconsejar a los niños.

Debían devolver las truchas al embalse y si querían llevar alguna a su casa, solamente podían ser dos. Los dieciséis primeros, los más madrugadores, puntualmente a las diez comenzaban la pesca. A lo largo de la siguiente hora fueron llegando más niños hasta sobrepasar los veinticinco. La mañana se presentó con mucha nubosidad y quedaba entre los presentes la duda si podría llover, cosa que no ocurrió lo que favoreció la actividad; hizo buena temperatura y el viento permaneció en calma. Pronto las truchas hicieron acto de presencia ante los señuelos de los pequeños y se comenzaron a vivir momentos de emoción y nerviosismo entre algunos de ellos, que era la primera vez que pescaban.

Llamó mucho la atención a la Federación la presencia de pescadores muy jóvenes pues algunos de ellos tenían solamente cinco, seis y siete años. Se consiguieron abundantes capturas y algunas sobrepasaron el kilogramo de peso y que pusieron en aprietos a los jovencísimos pescadores. Los padres, abuelos y familiares presentes disfrutaron lo suyo viendo como su hijo o nieta capturaba su primer pez.

Aunque la actividad no era de cursillo los miembros de la Federación de Pesca presentes, estuvieron pendientes de los pescadores y familiares y participaron activamente estando en todo momento con los jóvenes. El disfrute de los niños/as fue total, al comportarse las truchas conforme avanzaba la mañana mas activas y colaborar en el éxito de esta jornada de pesca infantil.

Comentarios