UAGA denuncia la crisis de precios en el sector de frutas y hortalizas

2003100707 manzanas.jpg

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, manifiesta que el sector productor y cooperativo se ha unido para reaccionar ante la situación crítica que -un año más- atraviesa el mercado, en la que los precios al agricultor ya no cubren sus costes.

 

Además, UAGA-COAG destaca la crítica situación que padecen los hortelanos aragoneses por culpa de las importaciones de frutas y hortalizas de países terceros.

 

El acuerdo adoptado incluye un paro del sector que consistirá en el cierre de la actividad, tanto en recolección como en comercialización, durante los días 14 y 15 de diciembre, en todas las regiones productoras. Asimismo y una vez se haya valorado la situación tras este primer paro, se contemplará la posibilidad de ampliar el paro, ya de forma indefinida.

 

Los agricultores y cooperativas buscan así la vuelta a la normalidad comercial y el reequilibrio en la formación de precios entre la producción y el comercio y gran distribución. No es sostenible seguir en una situación en la que sólo el agricultor, el socio de la cooperativa, se queda sin su parte de rentabilidad en el proceso de comercialización de las frutas y hortalizas. Llaman además la atención sobre el hecho de que el problema no se ciñe a los intereses de los productores sino que afecta a un colectivo mucho más amplio y, en general, a la economía local de las regiones productoras. Si esta situación de inviabilidad de las explotaciones de frutas y hortalizas persiste, no sólo los productores y sus cooperativas, sino, todas las empresas asociadas –de transporte, inputs, etc.- y la mano de obra empleada corren el riesgo de desaparecer.

 

Para poner freno a esta situación, los agricultores reivindican las siguientes medidas:

 

Ley de Comercio de productos agroalimentarios que incluya el establecimiento de una regulación de los márgenes comerciales -para garantizar la mejor participación del productor en el precio final del producto- y un mecanismo de gestión de crisis.

 

Medidas que favorezcan y faciliten la transparencia del mercado y en concreto, una Ley de contratos y un sistema fiable de trazabilidad de los precios.

 

Implantación de un sistema de seguro agrario que garantice la renta del agricultor.

 

Garantía de calidad en los puntos de venta, mediante el incremento de los controles, inspecciones y sanciones

 

Medidas complementarias, tales como la adaptación de la fiscalidad agraria y la obligatoriedad de un precio al agricultor, IVA a parte.

 

Control de Importaciones y preferencia comunitaria: garantía de cumplimiento de contingentes, precios de entrada, condiciones fitosanitarias y de calidad de los productos procedentes de países terceros

Comentarios