La estaciones esperan que nieve este viernes para poder abrir

Nieve

La nieve caída en las últimas horas en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés es insuficiente para poder comenzar la temporada, pero permite crear una base en las estaciones, según han indicado los directores de los centros invernales. Si las temperaturas acompañan, las estaciones podrán fabricar nieve artificial. Para este viernes se anuncian precipitaciones de nieve por encima de los 1.200 metros. El sábado la cota de nieve podría bajar hasta los 700 metros.

El director de Candanchú, Eduardo Roldán, ha indicado que la nieve que ha caído no es suficiente para poner en marcha la estación, aunque permite seguir trabajando en su preparación de cara al inicio de la temporada.

En cuanto a novedades para esta temporada en Candanchú, Eduardo Roldán ha destacado la creación de una nueva zona de iniciación para niños y adultos, donde se cuenta con tres cintas transportadoras y un refugio para los más pequeños.

José María Abós, director de Aramon Formigal, también ha indicado que la nieve caída no es suficiente, ya que apenas hay doce centímetros de espesor en la cota 1700. Además, el viento se ha llevado parte de la nieve caída. A pesar de ello, Abós se ha mostrado optimista porque se espera que en las próximas horas bajen las temperaturas y se pueda fabricar nieve artificial.

Con relación a las novedades en Formigal, Abós ha destacado la nueva telesilla de 8 plazas, que se pondrá en funcionamiento para Navidad, y las nuevas sillas de 6 plazas de Cantales y Espelunciecha, además de 84 nuevos cañones de nieve artificial.

Por otra parte, el Pirineo aragonés registra una buena ocupación en este puente de la Inmaculada y Constitución, que podría aumentar de cara al fin de semana. Aunque los hoteles no han colgado el cartel de completo, las viviendas de segunda residencia hacen que se registre una gran afluencia de visitantes en las distintas localidades pirenaicas.

Comentarios